Mayoría marroquí

La Junta teme un agravamiento de la llegada de menores inmigrantes

  • La Consejería ha tenido que habilitar otro medio millar de plazas de urgencia este mismo fin de semana

Uno de los menores llegados a las costas andaluzas. Uno de los menores llegados a las costas andaluzas.

Uno de los menores llegados a las costas andaluzas. / EFE

Comentarios 3

La consejera de Políticas Sociales, María José Sánchez Rubio, ha explicado este miércoles en el Parlamento que el ritmo de llegada de inmigrantes menores se va a mantener en las próximas semanas e, incluso, teme un “agravamiento”. No se atisba una mejoría.

La Junta ha atendido, hasta ahora, a 4.650 menores, pero lo que desde el Gobierno andaluz como desde la Fiscalía de Sevilla se alerta es de que la mayor parte de ellos son mayores de 15 años que provienen de la zona de Alhucemas, en Marruecos, y que muchos son presa de redes mafiosas que los introducen en Europa para buscarles un trabajo, no siempre lícito. “Estos niños y niñas son adolescentes, pero son muy vulnerables”, ha sostenido la consejera.

El pasado fin de semana hubo otro repunte en las llegadas, y la Consejería ha tenido que habilitar 500 nuevas plazas de acogida de emergencia. Con ellas y desde el inicio de este año, ya son 1.651 plazas atendidas por una plantilla de más de 4.000 profesionales. La Junta cuenta con 218 centros de atención a menores en la comunidad, pero en la actualidad sólo el 30% de los pequeños son los habituales nacionales que son tutelados en Andalucía.

Mafias de inmigración

El fiscal que coordina la protección de menores en Sevilla, Daniel Valpuesta, declaró al principio de esta semana a la agencia Efe que el 70% de los menores están, perfectamente, localizados y que la Delegación del Gobierno no ha aceptado ninguna de sus 400 peticiones de repatriación. Y Valpuesta apuntaba a algo que en la Junta también admiten, que muchos vienen a trabajar en distintos países europeos, pero que aquellos que no pueden por edad, al ser menores de 16 años, pagan el viaje con el ejercicio de la prostitución y del tráfico de drogas. Una fuente del Gobierno andaluz sostuvo que la denuncia de la Fiscalía es cierta.

La Junta solicitó al Gobierno central que se negociase con Marruecos la devolución de los menores con familias conocidas, ya que así lo permite un convenio firmado por España y el país vecino y que, en ocasiones, se ha materializado. La actual crisis migratoria que se vive en Andalucía es similar a la de los años 2006-2007. Hay que considerar que el incremento de llegada de menores en los últimos 12 meses es del 565%. El fenómeno está muy relacionado con las pasadas revueltas en las comarcas del Rif marroquí.

La Consejería de Políticas Sociales niega que el sistema este colapsado, pero sí sobrepasado. Y alega que nadie está capacitado para atender a un fenómeno que por sí mismo es imprevisible. “El sistema de protección supone que el 70% de la capacidad residencial de nuestros centros está ocupado por menores extranjeros no acompañados”, ha explicado la consejera en la Cámara. Por eso, la Junta ha solicitado al Gobierno central que, al menos, repartan 1.000 chavales por centros de otras comunidades. El plazo que dio el Ejecutivo está a punto de terminar, pero aún se desconoce por dónde serán distribuidos. El Gobierno ha acordado enviar 45 millones de euros a la Junta para que pueda atender este fenómeno. Aún no han llegado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios