Andalucía

La Junta reta al PP a presionar juntos por la mejora de los PGE

  • Martínez Aguayo pide su apoyo para la defensa del Estatuto andaluz y de un plan de empleo · Los populares mantienen que Andalucía es quien más recibe del Gobierno

El rechazo de algunos presidentes de autonomías gobernadas por el PP al trato que reciben sus territorios en los Presupuestos Generales del Estado (PGE) de 2013 le ha puesto en bandeja a la Junta el argumento para devaluar las cuentas de Mariano Rajoy y para pedir a los populares que se sumen a la reivindicación de una mejora para Andalucía. La vía para canalizar ese apoyo sería el voto favorable a las tres enmiendas que el PSOE formulará en el Congreso de los Diputados: el cumplimiento del Estatuto, y por tanto, que se reciba ese 17,8% de la inversión regionalizada que le corresponde por peso poblacional (ahora recibe sólo un 15,3%), un objetivo justo de déficit y un plan de empleo para la comunidad que soporta la mayor tasa de paro del país. El reto, formulado ayer en el pleno del Parlamento por la consejera de Hacienda, Carmen Martínez Aguayo, se quedó sin respuesta de la bancada popular.

Ante el más que previsible fracaso de las iniciativas socialistas en la Cámara Baja, a la vista de la mayoría absoluta del PP y de que ya el propio Gobierno ha dicho que no tendrá dinero para cumplir ningún estatuto, la Junta cree que la opción que le queda es que los populares andaluces se impliquen en una negociación con Madrid. Las relaciones entre los dos ejecutivos se han suavizado los últimos meses, y ahí están los resultados en la obtención del anticipo y las condiciones el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA) o el techo de endeudamiento, pero otra cosa son los PGE. El Gobierno considera que Andalucía está siendo beneficiada con ese 15,3% de la inversión, que supone una subida respecto a los anteriores presupuestos, (entonces, sólo fue el 14,6%). Por eso, necesitan al PP andaluz.

"No podemos decir que somos bien tratados y que se cumple con el Estatuto, no quiero entrar en el agravio, pero les pido que apoyen", dijo Martínez Aguayo, que reforzó su petición recordando que estos tres elementos "no alteran" el conjunto de los presupuestos y sí suponen el respeto a un Estatuto que el PP aprobó, por lo que sería "razonable" una respuesta positiva a las enmiendas del PSOE.

Los populares no entraron al trapo. Suscribieron la tesis del Gobierno central de que son una cuentas "realistas y austeras" y que Andalucía es quien más recibe, y añadieron que si no se cumple la Disposición Adicional Tercera del Estatuto eso no importa, cuando con el anterior gobierno, aunque ese 17,8% estuvo consignado, el nivel de ejecución apenas si llegó al 14%. Para la Junta ese enfoque de la "presupuestación frente a ejecución", como lo definió Martínez Aguayo, no es válido. Si bien es cierto que el anterior Ejecutivo dejó inversiones pendientes, estas se negociaron en una comisión bilateral Junta-Gobierno, y las cifras están cerradas: 1.504 millones de las inversiones no ejecutadas de los ejercicios 2008 y 2009. Algo que se cerró en el último minuto, dejando su pago al Gobierno heredero

Con este panorama, las posibilidades de éxito de las enmiendas del PSOE son prácticamente nulas, pero eso no significará que la Junta se quede de brazos cruzados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios