Andalucía

Huye del puerto de Málaga el barco en el que se halló un cargamento de hachís

  • El buque, con bandera de Tanzania y que fue intervenido en mayo por llevar 15 toneladas de droga, deja ilegalmente su atraque

A las 23:17 del lunes 29 de diciembre, el buque Santa Maria abandonaba de forma ilegal las aguas del puerto. Este barco, que permanecía amarrado en el muelle de la desembocadura del río desde el pasado 10 de mayo tras haber sido hallada en su interior una carga de más de 15 toneladas de hachís, aprovechaba la salida nocturna del barco con dirección a Melilla para darse a la fuga tras una larga estancia en Málaga.

Minutos después de que el ferry Sorolla cumplimentara su maniobra de desatraque para iniciar su navegación con destino a Melilla, a bordo del Santa Maria comenzaban los sigilosos movimientos para su escapada. Tras verificar que la patrulla de la Policía Portuaria ya había hecho su ronda por el muelle donde estaban atracados, la tripulación del mercante con la ayuda de dos personas que se encontraban a pie de muelle (se supone que estas dos personas eran las mismas que estaban contratadas para la limpieza del barco), comenzaban a cortar las amarras del buque, dejando sólo una estacha a proa y otra a popa. Liberado de la gran mayoría de los cabos que lo mantenían fijado a tierra, el buque embocaba la salida del río sin ningún tipo de luz a bordo a las 23:21.

Alertada la Policía Portuaria de la fuga, y ya con el mercante en la bahía, se informaba a Capitanía Marítima para que el barco abanderado en Tanzania fuera considerado como un buque ilegal.

Sin permisos ni documentos que le habiliten para navegar (el mercante aún no estaba formalmente autorizado para ello), y con una aviso de detención internacional, el Santa Maria estaba localizado ayer según el sistema de identificación automática por satélite de buques en las inmediaciones de Orán, sin existir hasta la fecha noticias de su posible apresamiento.

Con al menos nueve tripulantes a bordo, los mismos que estaban enrolados mientras el barco permaneció atracado en aguas de Málaga (además de su capitán que a la vez constaba como armador, el buque contaba con ocho marineros de nacionalidades siria, maltesa y egipcia), para evitar una detención el buque tendrá que elegir muy cuidadosamente en qué puertos o bahías puede atracar o fondear; unos lugares donde no se cumplan las leyes marítimas internacionales que sancionan a barcos que navegan sin documentación.

El 17 de marzo de 2014, bajo el nombre Mayak y con bandera de Sierra Leona, el mercante atracaba en el muelle siete escoltado de Málaga por el buque de operaciones especiales Fulmar del Servicio de Vigilancia Aduanera adscrito a la Agencia Tributaria. Un día antes, el barco era apresado a 52 milla al suroeste de la isla de Alborán y a 65 millas al sur de Málaga con 15.300 kilos de hachís estibados en fardos en la bodega de popa y la cubierta principal. Esta operación que se denominó Oriente, se llevó a cabo en colaboración con las autoridades aduaneras de Francia e Italia. Tras ser desembarcados sus ochos tripulantes de nacionalidad siria que eran detenidos, el barco quedaba en depósito judicial. Después de permanecer en prisión hasta el 11 de abril, la tripulación del Mayak, liberada en cumplimiento de las normativas de justicia universal, regresaba al barco el día 30 de ese mismo mes para recoger sus pertenencias.

Tras cambiar de atraque y ser posicionado por necesidades de tráfico interno en el muelle situado en la margen izquierda del río Gualadmedina, el 29 de mayo, el Mayak era liberado del depósito judicial y considerado a efectos portuarios como un buque inactivo. Comprado por un armador sirio y rebautizado como Santa Maria con bandera de Tanzania, ocho nuevos tripulantes embarcaban en el mercante para preparar su salida. Con la previsión de una pronta marcha, una información anónima alertaba a finales de noviembre a la Policía Portuaria de que el buque tenía la intención de dejar ilegalmente las aguas del puerto; un hecho que redobló significativamente su vigilancia.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios