Andalucía

Griñán no ve mal la opción de Gámez como candidata en Málaga, pero no es la única

  • El secretario general del PSOE asegura que la iniciativa de la candidatura de la delegada del Gobierno partió de la provincia

Comentarios 1

"No veo mal el nombre de María Gámez [delegada de la Junta en Málaga], pero es uno más. En cualquier caso aún queda mucho por recorrer". Con estas palabras el presidente de la Junta de Andalucía y líder del PSOE-A, José Antonio Griñán, rechazó ayer a este periódico que el PSOE tenga ya elegido el nombre del candidato que en las próximas elecciones municipales tendrá que pelear con Francisco de la Torre por la Alcaldía de Málaga, tras haber saltado el nombre de María Gámez en una filtración mediática, lo que ha provocado malestar en las bases del partido, que se han sentido ningunaedas en el proceso de elección.

En este contexto, el secretario regional del PSOE remarcó que la iniciativa de la candidatura partió de la ejecutiva provincial liderada por su secretario general, Miguel Ángel Heredia, y que no fue suya.

De esta forma, el presidente andaluz se desmarcó de la tesis defendida por su secretario regional de Comunicación, Francisco Conejo, que en la noche del jueves aseguró que el candidato lo habían elegido entre el propio Griñán y Heredia y que ya estaba pactado y cerrado su nombre. Esta designación rompía con toda la hoja de ruta diseñada por el partido meses atrás. Según ese acuerdo, los secretarios provincial y regional habían pactado el nombre del candidato a espaldas del partido en la capital. Por eso, Griñán quiso salir al paso de la irritación que había provocado en algunas agrupaciones el supuesto dedazo producido en el encuentro en Sevilla.

Lo que Griñán quiso dejar ayer muy claro es que el nombre del candidato aún no está cerrado y dejó entrever que tampoco se conocerá a corto plazo.

Ése es el mensaje que ha trasladado a la cúpula regional andaluza. De hecho, unas horas antes, la secretaria de Organización del PSOE-A, Susana Díaz, ni "confirmó ni desmintió que Gámez fuera a ser la candidata a la Alcaldía, después de que ésta afirmara el viernes que la decisión está "bastante cerrada" y se mostrara a disposición de su partido. En declaraciones a los periodistas en Granada, donde participó en la manifestación convocada por los sindicatos CCOO y UGT por el 1 de mayo, Díaz incidió en que el proceso de elección de candidatos "aún no se ha iniciado en Andalucía". "Lo haremos próximamente, en algunas provincias antes que en otras", señaló. Según explicó, el PSOE-A está "a la espera" de "ultimar" con la ejecutiva federal del partido cuál va a ser el calendario definitivo que permitirá iniciar el periodo estival con todos los candidatos elegidos en el conjunto del territorio andaluz.

Esta situación se da en un contexto de crisis interna en el PSOE malagueño, que comenzó con los movimientos de varios secretarios de agrupaciones locales, hay quien dice que auspiciados por Salvador Pendón, presidente de la Diputación provincial y factótum del socialismo malagueño en la última década, para intentar convencer a la ex ministra de Fomento Magdalena Álvarez de que aceptara una candidatura que ha rechazado en múltiples ocasiones.

La Diputación es el verdadero centro de poder del PSOE malagueño. Allí se han colocado muchos alcaldes derrotados por las urnas, desde allí se reparten las subvenciones a los municipios y desde su entorno se ha orquestado la conquista de agrupaciones, asambleas y congresos provinciales. Pendón tendría más opciones de entrar en una lista con Magdalena Álvarez que con José María Martín Delgado, jurista de prestigio y ex consejero de Cultura, que ha sido paseado y promocionado como alcaldable por el partido hasta haber sido dejado en la estacada y con el que Pendón se lleva notoriamente mal.

Pero Miguel Ángel Heredia no está dispuesto a seguir compartiendo el poder del partido y no lo permitirá. Gracias al que hasta hace poco lideraba el movimiento rival, el consejero Luciano Alonso, Heredia vio a tiempo que debía apoyar a Griñán y así lo hizo al respaldarle en su exigencia de precipitar la salida de Chaves del PSOE-A. Ahora cuenta con todo su favor.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios