Andalucía

Griñán alerta contra la urgencia a la hora de diseñar las primarias

  • El presidente de la Junta deja claro que las "nuevas fórmulas" de elección no deben obedecer ni a la "presión mediática ni a ambiciones personales".

Un poquito de agua templada. Griñán quiso templar el debate sobre las primarias en el PSOE. ¿Qué primarias?, se oía esta pregunta en los corrillos de periodistas antes de su intervención. Más: ¿La de secretario general o la de candidato a la Presidencia de Gobierno? Un lío, que es en lo que ahora anda metido el PSOE desde que la sede federal de Ferraz anunció que, además de elecciones abiertas para elegir a su cabeza de lista a las elecciones generales, habrá otras para nombrar a su secretario general, un doblete de comicios cuyo resultado nadie sabe cuál será, ya que ambos elegidos tendrán la misma legitimidad, el reparto de papeles será complicado y el PSOE, que ha sido un partido donde se aplicó la democracia representativa, pasará a una formación de democracia directa, donde cada militante o simpatizante tendrá un voto.

José Antonio Griñán, que ayer intervino en un comité director extraordinario del PSOE andaluz, no citó a las elecciones primarias, pero sí habló de "las nuevas fórmulas de participación" y de la necesidad de profundizar en la "democracia interna". Y para Griñán, estos conceptos que describe las elecciones primarias no pueden ser fruto ni de la "urgencia ni de la presión mediática o de las ambiciones personales". Para Griñán, secretario general también de los socialistas andaluces, estas primarias deben llegar tras una profunda "reflexión" que debe plasmarse en la Conferencia Política del mes de octubre. No antes. Es decir, que Griñán, convertido en un hombre de referencia en el PSOE, dio su visto bueno a este sistema, porque hay que moverse, pero también advirtió de dejarse llevar por "la marea". Y un matiz más, lleno de importancia: cuando se dirigió a los miembros del comité director, el presidente de la Junta subrayó que realizaba esta reflexión desde una posición de Gobierno, y es que la federación andaluza, junto a la asturiana, es la única con ejecutivos en sus comunidades autónomas.

El comité director del PSOE se convocó para analizar el año de gobierno en la Junta, aunque fue la parte del discurso de Griñán dedicado a la organización interna lo que más expectativas había creado. Horas antes, en Canal Sur Radio, el presidente aseguró que él se descartaba para liderar el PSOE, y es que su nombre ha estado siempre en las quinielas, debido a que es el único cargo socialista que gobierna un Ejecutivo de importancia. El presidente de la Diputación de Sevilla, Fernando Rodríguez Villalobos, por ejemplo, explicó también ayer que su candidato es José Antonio Griñán, él es quien debiera dar el paso adelante. La de Villalobos puede ser una declaración de cortesía, aunque en el último año se convirtió en un portavoz virtual de las intenciones de la consejera de Presidencia, Susana Díaz, o del propio Griñán.

No obstante, el presidente andaluz ha explicado en varias ocasiones, y desde hace meses, que su lugar es Andalucía con independencia de que acostumbre a hablar de asuntos nacionales.

La reflexión a la que apeló Griñán está llena de sentido. No es lo mismo convocar unas primarias, bien a candidato o a secretario general, donde se gobierna que donde no, o si esta fórmula, una vez aceptadas a nivel nacional, se extenderán a las federaciones, incluida Andalucía. Y no es lo mismo, por ejemplo, que el candidato a la Presidencia salga elegido con un porcentaje pequeño que de modo mayoritario si los electores son convocados a un sistema de doble vuelta. Y no es lo mismo que el PSOE sea más o menos lo que es o se convierta en un partido como el de los demócratas de Estados Unidos, en el que el líder es el candidato y no el secretario general, presidente o como se designe a esta persona escasamente conocida más allá de la sede de su formación.

De hecho, Griñán, en este papel de moderador, aseguró que hay que "huir de reinventar el mundo todos los días"; no se puede hacer "tabla rasa".

El presidente de la Junta criticó de modo abierto, aunque sin citarlo, al PSC, ya que aseguró que el PSOE es, desde sus inicios, un partido nacional de carácter federal, que cree en este Estado. Y es que el PSC participaba ayer en la primera reunión que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, convocó para hablar del derecho a decidir de Cataluña. El PSC vincula su apoyo al referéndum secesionista a que sea legal.

¿Es Mario Jiménez el candidato andaluz?

Eduardo Madina, Patxi López, Carme Chacón, Beatriz Talegón, Emiliano García Paje... ¿y si es andaluz? El presidente de la Junta, José Antonio Griñán, aseguró ayer en una entrevista en Canal Sur Radio que en Andalucía hay personas "iguales o mejores" para unas primarias que estos nombres que, de un modo u otro, han comenzado una suerte de campaña electoral de tanteo ante la posibilidad de que estas elecciones se convoquen en el plazo de unos meses. Preguntado sobre si esa persona podía ser Mario Jiménez, Griñán contestó que el vicesecretario general del PSOE tomará "la decisión que él crea conveniente". El PSOE andaluz ha intentado en varias ocasiones que Mario Jiménez entrase en la Ejecutiva federal del PSOE, según explicaron fuentes de Ferraz, aunque Rubalcaba siempre se negó a que una entrada del onubense supusiera la salida de Gaspar Zarrías, anterior vicepresidente andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios