Andalucía

El Gobierno desviará inmigrantes a centros de Madrid por la saturación

  • Desde el sábado han sido rescatados 259 subsaharianos, una cifra que ha desbordado las instalaciones de internamiento del Campo de Gibraltar. 75 sin papeles, trasladados a la capital.

Un trasiego interminable de barcas inflables, una flota precaria de botes de juguete hechos, algunos, de jirones de colchonetas de playa. En su interior, decenas de subsaharianos que han realizado una peligrosísima travesía en el mar en los catorce kilómetros que separan el norte de Marruecos de Tarifa, la última escala de la odisea vivida tras atravesar, prácticamente, la mitad del contiene africana. Ésta es la realidad de la inmigración en el Estrecho de Gibraltar que este mes de agosto ha arrojado al mar una treinta de balsas de juguete con destino a las costas españolas.

El número de inmigrantes llegados a las costas gaditanas se ha incrementado de tal forma que en el primer semestre del año la cifra dobla la del mismo periodo del pasado año. Sólo desde el sábado y hasta ayer, la delegación de la Cruz Roja en Cádiz atendió a 259 inmigrantes -965 en lo que va de año- una cifra que ha desbordado los centros de internamiento de toda la Comarca del Campo de Gibraltar y que ha llevado, incluso, a trasladar a estas personas a la prisión de Algeciras. De hecho, en los calabozos de la Policía Nacional en Algeciras el lunes había 180 subsaharianos. Según Juan Antonio Morillo, portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP) en Algeciras, el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) del municipio gaditano no está operativo desde junio por deficiencias en la estructura del edificio. Por esta alarmante falta de espacio la delegada del Gobierno en Andalucía, Carmen Crespo, aseguró ayer que se acogerán inmigrantes en Centros de Internamiento de Extranjeros "de Andalucía o Madrid" tras esta última oleada de pateras al puerto de Tarifa.

Preguntada sobre este asunto en rueda de prensa en Barbate, donde acompañó al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, durante una reunión con el sector pesquero, Crespo destacó el "especializado tratamiento" que se le está ofreciendo a los inmigrantes irregulares. Tras poner de manifiesto que en el primer semestre de este año se ha "duplicado" el número de inmigrantes interceptados, Crespo reiteró la "atención especial" que se les está ofreciendo, agradeciendo, en este punto, el trabajo del personal de Cruz Roja, la Guardia Civil, los servicios portuarios y Protección Civil, entre otros.

Algunos de los 200 inmigrantes están ahora esperando "una decisión judicial" sobre su repatriación o no a sus países de origen, explicó Crespo, mientras que otros se integrarán en Centros de Internamiento de Extranjeros de Andalucía o de Madrid. En concreto, y según recoge Efe, se trasladarán a un centro de Madrid 75 inmigrantes para descongestionar el de Tarifa.

Fuentes de la Delegación del Gobierno matizaron que los que están en comisaría esperan a que un juez "determine que los identificados se repatríen y los que no estén identificados, en función de la normativa vigente, pasen un periodo transitorio de internamiento hasta su identificación y repatriación".

De hecho, la avalancha de las últimas horas representa una preocupación de las instituciones en Andalucía. El consejero andaluz de Justicia e Interior, Emilio de Llera, asegura que lo prioritario es "garantizar la vida y el apoyo humanitario" a estas personas. En un comunicado, De Llera ha mostrado su inquietud por el incremento de la llegada de personas en condiciones precarias y les ha ofrecido "la atención necesaria", pero manteniendo al mismo tiempo "las ayudas y la cooperación con sus países de origen", un aspecto que el consejero considera "clave" para "poner freno a este drama".

De Llera, cuyo departamento es responsable de la coordinación de las políticas migratorias de la Junta, ha mostrado también su preocupación por la situación de necesidad y miseria que padecen estas personas, que se ven "forzadas por ello a abandonar sus países de origen y atravesar el Estrecho en busca de mejores condiciones de vida en Europa".

Mientras tanto, Andalucía Acoge denunció ayer que la llegada masiva de sin papeles en los últimos días a las costas andaluzas "demuestra el fracaso de las medidas actuales", por lo que exige un cambio de política que incida en las causas del movimiento migratorio. Andalucía Acoge afirma que se deben analizar las causas y no solo los efectos de esa inmigración y se debe garantizar el derecho a migrar o no migrar y los derechos básicos de quienes lo hacen.

La situación que se vive estos días "no sólo es similar a la ocurrida en numerosas ocasiones desde hace años en el Estrecho, donde miles de personas se juegan la vida, sino que es aún peor" ya que "la política de represión de Marruecos ante la inmigración está forzando a las personas inmigrantes a lanzarse al agua en balsas de juguete, lo que aumenta el riesgo para sus vidas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios