Andalucía

Encuentran el cuerpo de la tercera víctima de las riadas en Granada

  • En Almería, las localidades más afectadas son Adra y El Ejido, con cuantiosos daños por la inundación de viviendas e invernaderos

La Guardia Civil localizó ayer en una playa de Gualchos, en Castell de Ferro, el cuerpo sin vida de un hombre de 63 años y origen lituano fallecido como consecuencia de las riadas registradas el lunes en la zona, lo que eleva a tres las víctimas por la tromba de agua en la costa de Granada.

Según el servicio de emergencias 112, se trata de uno de los dos hombres a los que la Guardia Civil buscaba desde esta mañana por tierra, mar y aire, por lo todavía permanece una persona desaparecida. Ambos residían en la colonia de inmigrantes en la que también vivía el hombre de 50 años y origen lituano cuyo cuerpo sin vida apareció el lunes por la tarde semienterrado en el cauce de una rambla del término de Albuñol, municipio ubicado a varios kilómetros de Castell de Ferro.

El subdelegado del Gobierno en Granada, Santiago Pérez, estuvo ayer en el Ayuntamiento de Gualchos-Castell de Ferro para reunirse con los alcaldes de los municipios afectados por las lluvias, explicó que ya trabajan en el lugar varios perros de la Guardia Civil especializados en la localización de personas. "La situación allí es bastante compleja, y eso dificulta la búsqueda de cuerpos", apostilló Pérez.

Los vecinos del lugar, en su mayoría dedicados a la agricultura, no recuerdan unas precipitaciones con esta violencia desde 1973, cuando el pueblo de Albuñol también se vio afectado por una enorme riada tras unas lluvias que, en ese caso, estuvieron más repartidas a la largo de varias horas. "En apenas veinte minutos, la rambla tenía olas de muchísimos metros. No sabíamos cómo reaccionar", explicó uno de los afectados, que vivió con miedo cómo la fuerza de agua arrastraba, delante de él y con enorme facilidad, enormes piedras, ramas y vehículos.

Al margen de las pérdidas personales, el temporal dejó además cuantiosos daños materiales que a lo largo del día comenzaron a ser evaluados por las administraciones central y autonómica junto a los ayuntamientos de la zona. La tromba de agua ocasionó daños en invernaderos y estructuras agrícolas, donde algunas infraestructuras han quedado "totalmente destrozadas", especialmente en el término municipal de Albuñol.

La zona más afectada se localiza en los seis kilómetros de la Rambla del Barranco de las Angosturas de Albuñol, según explicó el secretario provincial de COAG Granada, Miguel Monferrer. El sindicato está ahora procediendo a cumplimentar declaraciones de daños para presentarlas a la Delegación de Agricultura y Pesca de la Junta en Granada y pedir ayudas por los daños ocasionados a los cultivos, además de medidas fiscales.

En la vecina provincia de Almería, los municipios más afectados fueron Adra, donde se anegaron cincuenta viviendas, y El Ejido, donde los destrozos se centraron, sobre todo, en las infraestructuras agrícolas. Entre los desperfectos que se produjeron en Adra, destacan los de la conocida como Rambla de Las Cruces, donde la lluvia arrastró unos 200 vehículos de cuyo interior tuvieron que ser rescatadas una treintena de personas.

Así lo indicó el subdelegado del Gobierno en Almería, Andrés García Lorca, quien recorrió junto a los alcaldes de Adra, Manuel Cortés, y de El Ejido, Francisco Góngora, las zonas más afectadas por este último episodio de gota fría. García Lorca explicó que la primera evaluación revela que los daños derivados del temporal, pese a "la aparatosidad" de lo ocurrido, son "relativamente asumibles" y destacó no se "colapsó ninguno de los sistemas de comunicación de la red provincial".

Tanto los ayuntamientos de Adra como de El Ejido activaron ayer oficinas para atender a los damnificados. En Adra, se hizo a fin de canalizar de forma efectiva la información, que hasta el momento ha atendido a más de un centenar personas, en su mayoría por las mencionadas anegaciones de agua.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios