Andalucía

El juicio por el ERE de Jerez debate los criterios en que se basaron los despidos

  • El gobierno local, del PP, justifica su plan para hacer frente a la "desorganización" del Ayuntamiento, "con una plantilla excesiva"

El juicio por el Expediente de Regulación de Empleo (ERE) que aplicó el Ayuntamiento de Jerez de la Frontera (Cádiz) el pasado verano y que supuso el despido de 260 trabajadores municipales se celebró ayer en la sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia (TSJA), con sede en Sevilla. Y ayer mismo, al término de la vista, quedó visto para sentencia. La resolución es esperada no sólo por los principales afectados -demandantes, los trabajadores; y demandados, el Ayuntamiento, gobernado por el PP-, sino también por otros muchos consistorios que estudian ahora la posibilidad de tomar o no la misma medida, ante la escasa jurisprudencia que existe sobre los ERE en administraciones públicas.

La defensa del Ayuntamiento, realizada por la letrada de Deloitte -consultora contratada por el gobierno local para realizar el ERE-, insistió en que éste actuó en todo momento según la ley y detalló los antecedentes del ERE: "Bastante desorganización en el Ayuntamiento, sin RPT, plantilla excesiva, 70% de personal laboral...". La representante legal del Consistorio recordó también la aprobación de los créditos ICO por parte del Gobierno central y como, para acogerse a estos préstamos, era necesario acogerse a un duro Plan de Ajuste dentro del cual se contempló el ERE "como una medida" entre otras muchas. Igualmente incidió en el "esfuerzo" realizado por el Ayuntamiento para minimizar el daño en la plantilla, destacando que en un primer momento se barajó el despido de casi el doble de los 300 trabajadores que se fijó al inicio de ERE.

Los sindicatos alegaron la necesidad de declarar la nulidad del ERE por diversos motivos como los defectos en el proceso de negociación, no ajustado a la normativa, e hicieron hincapié en que un Ayuntamiento no es una empresa privada, "no todo vale". Los demandantes pusieron el énfasis en que al concluir el proceso los despidos quedaron en 259 después de ser anunciados 300. "¿Cómo se hizo?", cuestionó Antonio Ortega por la central CTP, augurando que el Ayuntamiento está esperando el fallo del juicio para "a la vuelta realizar más despidos".

Los criterios del ERE fueron también muy discutidos. Jacinto Morano, letrado de CGT, recordó que el Consistorio no se puede tratar como "un taller" y subrayó que el Ayuntamiento debe dar garantía de la prestación de servicios públicos. Y respecto a la "situación caótica" del Ayuntamiento, Morano señaló que no todo debe imputarse "a la parte más débil, a los trabajadores".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios