Andalucía

Cae otro puente aéreo de la droga con Marruecos

La Guardia Civil, en el marco de la operación Aterriza, con la colaboración de la Gendarmería Real de Marruecos, ha desarticulado en Cádiz una organización criminal dedicada a introducir hachís en España desde Marruecos mediante el uso de avionetas. Se ha detenido a 20 personas y se han incautado 240 kilos de hachís, así como 4 avionetas, 23 vehículos, 7 motocicletas, 2 motos de agua, 2 embarcaciones, 40.000 euros en efectivo y dos armas cortas simuladas.

La investigación se inició tras tener conocimiento de la existencia de una organización criminal que se dedicaba a introducir hachís desde Marruecos. Tras realizar un intercambio de información con la Gendarmería Real Marroquí, se desvelaron coincidencias con un accidente aéreo ocurrido en el país vecino y donde la aeronave siniestrada era objeto de la investigación de la Guardia Civil.

La droga era recogida en la zona entre Tánger y Larache e introducida en aeronaves que partían desde aeródromos españoles a horas nocturnas o durante las primeras luces del alba para evitar ser detectadas. Además, carecían de los planes de vuelo, volaban a baja altura para eludir los radares y no activaban los transponder con el fin de dificultar su localización.

Una vez de vuelta y tras haber entregado la mercancía, trasladaban las avionetas hasta aeródromos privados con escaso tráfico aéreo o fincas privadas, para evitar que fueran identificadas.

Los narcotraficantes contaban con la ayuda de personal de los aeródromos, los cuales preparaban las aeronaves antes de la partida, poniéndolas a punto e incluso calentándolas previamente. Una vez en vuelo, se dirigían a un punto predeterminado para cargar la droga en Marruecos, desde donde volvían para posteriormente tomar tierra en otro punto diferente al de partida, normalmente fincas forestales o sembrados. Para ello utilizaban avionetas tipo Cessna, que por su versatilidad pueden tomar tierra prácticamente en cualquier lugar, sin necesidad de una pista de aterrizaje asfaltada.En la zona de aterrizaje descargaban el material y tras cargarlo en vehículos todoterreno, ocultaban la aeronave en los hangares de los aeródromos.

En la madrugada del pasado día 14 de junio, dos aeronaves partieron desde un aeródromo de Cádiz hacia Marruecos con la intención de cargar droga y regresar a la zona sur de la península para alijarla, por lo que se informó puntualmente a las autoridades de aquel país. Los agentes localizaron las dos avionetas cuando regresaban a la península pudiendo interceptar a una e identificar a la otra que huyó debido a las maniobras arriesgadas que realizó su piloto.

En la zona de la intercepción de la primera aeronave se incautaron 240 kilos de hachís y se detuvo a 3 personas. La Guardia Civil registró 12 domicilios en la provincia de Cádiz, donde detuvieron a 11 personas de nacionalidad española.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios