Actualidad

La Asociación Veritas confía en que la no prescripción de los delitos sexuales quede tipificada en el Código Penal

  • La campaña #eldolornoprescribe en change.org suma ya 100.000 firmas

Una de las concentraciones por la sentencia de La Manada Una de las concentraciones por la sentencia de La Manada

Una de las concentraciones por la sentencia de La Manada / Raúl Caro /EFE

Comentarios 2

La asociación de víctimas de abusos sexuales Veritas confía que la revisión del Código Penal contenga la tipificación de la prescripción de los delitos sexuales. El caso de Laura Luelmo ha vuelo a sacar a la opinión pública este tema y sus consecuencias. 

Según Veritas, la comisión de expertos penalistas encargada de revisar la tipificación de los delitos sexuales en el Código Penal ultima un acuerdo según el cual todos los abusos sexuales serán considerados agresiones y las penas serán revisadas -la máxima por violación se mantendrá en 15 años-. Estos expertos esperan presentar antes de fin de año el documento definitivo. Desde esta asociación se espera que dentro de esa revisión del Código Penal se incluya la "no prescripción de los delitos sexuales", algo por lo que lleva luchando años.

Desde Veritas se inició hace unos meses una ronda de contactos en el Congreso de los Diputados, con algunos grupos parlamentarios, para promover su causa. Asimismo, su presidenta, Concha Ruiz, envió un escrito a Esteban Mestre Delgado, presidente de la Sección Cuarta de la Comisión General de Codificación, de Derecho Penal, que es el organismo encargado para esta revisión, en el que le exponía los principales argumentos que han llevado a esta asociación a iniciar una campaña de recogida de firmas a través de change.org con el lema #eldolornoprescribe. Una campaña con bastante repercusión mediática y que ya va por las 100.000 firmas de apoyo.

En la experiencia de Veritas, que cuenta con la colaboración de expertos profesionales del Derecho y de la Psicología, una persona que sufre abusos o agresiones sexuales puede tardar años en estar psicológicamente preparada para asumir el horror vivido, y reunir la fuerza suficiente para poder denunciar a su agresor. Según su experiencia, "cuando la víctima se decide a denunciar, en la mayoría de los casos, el delito ha prescrito, ya que los plazos que marca la Ley actual son muy cortos: los delitos de abusos sexuales prescriben a los 5 años y los de agresión sexual a los 10 años. De esta manera, muchos delitos quedan sin castigo, muchos abusadores quedan libres y muchas víctimas quedan indefensas y atemorizadas".

Entre las razones por las que las víctimas no denuncian lo sucedido en el momento en que ocurren estos abusos o violaciones está el miedo, la vergüenza o el sentimiento de culpa. "Miedo hacia el abusador y sus represalias. Miedo hacia el proceso judicial o a no ser creídas. A ser señaladas. Vergüenza por contar lo sucedido. Miedo ante las repercusiones negativas que pueda traer la denuncia en su familia o trabajo", explica la asociación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios