Recolección de la aceituna

El alto precio del aceite condiciona a la baja la fruta que irá a verdeo

  • El segundo aforo de Interaceituna estima la producción en 532.000 toneladas, inferior a la media. La hojiblanca, con un alto rendimiento graso, supone casi la mitad de la producción y podría ir a molino.

Con el precio del aceite por encima de los cuatro euros/kilo, el verdeo de aceituna está, este año, en entredicho. Quién se decidirá a verdear y quién destinará su producción a molino es una incógnita difícil de despejar a estas fechas en las que se está iniciando la recolección de las variedades más tempranas. Con una estimación de fruta en el campo inferior a la media y una calidad -debido a las rigurosas condiciones climatológicas- que impedirá que una buena parte vaya a verdeo en cualquier caso, la disponibilidad de aceituna para la industria de mesa va a depender en gran parte de las ofertas económicas con las que abra el mercado.

En cualquier caso, el reciente aforo de la Interprofesional estima una producción inferior a la media -de 532.000 toneladas- en toda la geografía nacional y sumando todas las variedades. Esta previsión es considerada optimista tanto por los técnicos de Asaja como de COAG en Andalucía que estiman que como mucho llegaría a las 480.000 toneladas, en el primer caso, y a 400.000 en el segundo.

Por lo que se refiere al aforo de la Interprofesional, la estimación de producción es, por variedades, de 143.000 toneladas de manzanilla, frente a las 163.190 que ha habido de media en el periodo que va desde 2009 a 2014; de 31.000 toneladas de gordal, lo que coincide con la cifra media en el periodo indicado; otras 31.000 de cacereña, también similar a la media; 239.000 de hojiblanca, frente a las 250.620 de media; 71.000 de carrasqueña, superior a la media que es de 40.090; y 17.000 de otras variedades, frente a las 19.060 de media. El resultado final es de una producción estimada de 532.000 toneladas frente a las 534.860 que ha habido de media otros años.

Los mismos autores del aforo -publicado a fecha 31 de agosto- matizan que la producción de aceitunas "potencialmente verdeables" va a estar "enormemente condicionada" por los siguientes factores: en primer lugar, por la climatología que impere durante el periodo de recolección, "puesto que hasta el momento la primavera y el verano han sido extremadamente secos, sin blanduras, sucediéndose diferentes olas de calor que han llevado a la arboleda en todas las zonas productoras a un estado de estrés hídrico, con el consiguiente agostado de árboles y arrugado y perdida de calibre de frutos, principalmente en los secanos y riegos deficitarios, que en parte restarán producción verdeable a no ser que se inicien pronto las esperadas lluvias otoñales".

En segundo lugar, citan como condicionante las exigencias que impongan las industrias entamadoras a la hora de adquirir los frutos de las principales variedades comerciales, "puesto que, hasta ahora y debido a las elevadas temperaturas y la falta de humedad acumulada, la mayoría de las parcelas, sobre todo las de mayor carga, presentan frutos de escaso calibre de los que hoy por hoy desconocemos su destino final (verdeo o molino), a no ser que se recuperen con eventuales precipitaciones".

En tercer lugar, pero este año, dado el precio del aceite, puede estar entre los primeros condicionantes "por el desvío de variedades tradicionalmente verdeables a molino, provocadas en parte por la falta de tamaño comercial y sobre todo por el incentivo y la firmeza del elevado precio del aceite de oliva, mayor aún durante el enlace de campaña que coincide con el periodo de recolección del verdeo".

Como resumen, según los autores del aforo de la Interprofesional, y exceptuando el posible desvío hacia almazara por el atractivo precio del aceite, el comportamiento climático va a determinar en gran medida el porcentaje de frutos que finalmente se entamen.

Desde Asaja, el experto en aceituna de mesa José Vázquez opina que no se va a verdear toda la aceituna que estima el aforo de la interprofesional, entre otras razones porque "cuando el agricultor -sobre todo el que produce aceitunas con alto contenido graso- eche la cuenta de cuanto saca llevándolas a molino y cuanto verdeando, las va a mandar a molino". Según Vázquez, habrá que esperar a ver con qué precios sale la industria. De momento, lo único que se está recogiendo es algo de gordal y el precio que se ofrece es un euro. De manzanilla, según Vázquez,no hay precio porque aún no se compra pero se habla de operaciones a entre 0,66 y 0,75, "y si es así no sale la cuenta a favor del verdeo, pues teniendo en cuenta que el aceite se vende a cuatro euros o más, y calculando aunque sólo sea un contenido graso del 17%, ya nos salen 0,72 euros, más el ahorro en costes de recolección -pues si se recoge para molino en vez de para verdeo se ahorran 0,15 euros/kilo- no compensa, a no ser que la industria salga pagando al menos 0,82 por la aceituna para verdeo". Estas cuentas, evidentemente no valen para las variedades como la gordal que no rinden en molino.

Por otra parte, Asaja espera que el siguiente aforo de Interaceituna dé ya datos más realistas de producción, pues éste del que hablamos, aunque recién publicado, está hecho sobre datos en campo de mediados de agosto y la aceituna en estos días se ha agostado en los secanos.

Por su parte, la organización agraria COAG prevé que el verdeo este año "será corto, debido a las altas temperaturas y también a los bajos precios registrados en campañas anteriores, que han llevado en algunos casos al abandono de explotaciones". Así, desde COAG estiman que "las altas temperaturas unidas a la falta de agua en un año donde en algunas zonas olivareras falta hasta un 50% ó 60% de la pluviometría normal, han sido perjudiciales para la aceituna de mesa". Como consecuencia, dicen que hay un problema de aceituna "agostada", arrugada, en un 30% ó un 40%. Según los técnicos de esta organización agraria, el aforo estará muy por debajo de la media, no llegando a las 400.000 toneladas.

COAG recomienda a los productores no vender su cosecha sin precio, y exigir a las cooperativas y entamadoras con excedentes una gestión de autorregulación que tenga en cuenta la recuperación del precio del aceite en esta campaña. Por lo demás, el aforo de la Interprofesional hace una estimación por variedades, que es la siguiente:

Manzanilla

Afirman que es la variedad más complicada de aforar. Dicen que "su cosecha se presenta irregular tanto en producción, como en tamaño y porcentaje verdeable. Por zonas, destacan un tamaño de fruto aceptable y escasa cosecha en la zona de Huelva, Utrera y el Aljarafe sevillano, al contrario que en los Alcores, Estepa y sobre todo en Arahal-Morón, donde hay una elevada cosecha, con fruto de escaso tamaño. El aforo es de 143.000 toneladas.

Gordal

En este caso, dicen que "al contrario que en campañas anteriores, la cosecha de gordales es mayor, con menos porcentaje de azofairón y más homogénea en su reparto en las distintas zonas productoras. "Observamos menor tamaño y alta cosecha en la zona de Arahal-Morón, al contrario que frutos de buen calibre y menor producción en el Aljarafe y la zona de Utrera". Así, aforan su producción verdeable en 31.000toneladas.

Hojiblanca

Comentan que, al igual que la manzanilla, la cantidad de aceituna que se entammada de esta variedad va a estar muy condicionada por la evolución de la climatología hasta su recolección, por la exigencia en calibre por parte de las industrias y por el comparativo del precio de aceite con respecto a los precios de arranque para verdeo. En el momento actual aprecian una cosecha alta en las tres provincias productoras, aunque "se empiezan a ver parcelas agostadas y frutos en general con escaso tamaño que ya están descartados para verdeo". El aforo es de 239.000 toneladas.

Cacereña

Estiman una cosecha media, irregular entre parcelas pero con frutos bien distribuidos que, en el caso de que la climatología le favorezca, se obtendría unalto porcentaje de frutos verdeables. La producción estimada es por tanto de 31 000 toneladas.

Carrasqueña

Sobre esta variedad dicen que "además de que su producción se ubica en la zona con menor déficit hídrico, también se ha visto favorecida por alguna tormenta puntual en la comarca de Tierra de Barros. Con una vecería positiva, consecuencia de la escasa cosecha anterior, este año presenta una buena producción, pero por ello con frutos de menor tamaño que a fecha de hoy invalidan un porcentaje significativo para verdeo". El aforo es de 71.000 toneladas.

Otras variedades

Dicen que, en general, hay cantidad suficiente de estas variedades (aloreña, moronas, pico limón, verdiales, cuquillo, etc.), pero estiman que, a fecha actual, su calidad en cuanto a porcentaje pulpa/hueso y calibre de frutos se encuentran muy mermados y difícilmente adquirirán un tamaño comercial aceptable para su aderezo. Por ello aforan su producción en 17.000 toneladas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios