Mercados

Los productores de aceite de oliva confían en obtener buenos precios por la vecería

  • Interóleo advierte que hay un enlace suficiente, lo que debe subir la cotización. La producción caerá en torno a un 50% en la próxima campaña

Proceso de envasado del aceite de oliva de gran calidad. Proceso de envasado del aceite de oliva de gran calidad.

Proceso de envasado del aceite de oliva de gran calidad.

La realidad del aceite de oliva se mueve estas semanas entre las peticiones de almacenamiento privado por la abundante cosecha de la última campaña y las expectativas de precios ante la vecería, que reducirá a la mitad la producción aceitera de la próxima.  Y todo ello aderezado con el anuncio de movilizaciones en Madrid, realizado por las organizaciones COAG y UPA, en protesta por los bajos precios del aceite de oliva en origen.

El aforo regional realizado por el Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía advierte que las primeras previsiones de campaña 2019-2020 vienen marcadas por la vecería del olivo, pero sobre todo por la escasa pluviometría, que está afectando especialmente al olivar de secano y al de riego deficitario.

Por ello, según estas estimaciones, condicionadas a la evolución meteorológica de los dos próximos meses, Andalucía produciría un 48% menos de aceite que en la campaña actual; concretamente, se esperan cerca de 760.000 toneladas, frente a 1.459.721 del ejercicio en curso. El descenso sería especialmente severo en Jaén, donde se estima una merma que podría llegar al 55% o el 60% A nivel nacional, las previsiones realizadas, rebajan algo más el aforo, hasta el entorno del millón de toneladas, lo que supondría una disminución superior al 44%.

Estas previsiones llevan al sector a confiar en obtener buenos precios. Así lo espera el Grupo Interóleo y a la luz del análisis de los últimos datos ofrecidos por la AICA, afirman que las salidas de aceite en el mes de julio unidas a las previsiones de próxima cosecha, “permite albergar cierta confianza en un aumento de las cotizaciones, motivado por la propia vecería del cultivo después de una campaña récord, así como por las escasas lluvias registradas hasta el momento”.

También Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía analizó los datos provisionales, a 31 de julio, elaborados por la AICA, según los cuales se habrían comercializado 140.000 toneladas de aceite de oliva, el mejor dato del ejercicio, del que el 68% correspondería a exportaciones. Las salidas medias mensuales en julio se situarían, por tanto, en 129.000 toneladas, las segundas mejores del histórico, aunque por debajo de la campaña de referencia 2013-2014.

Contando con el enlace

Interóleo explica que a 1 de agosto el stock disponible en nuestro país es de unas 986.000 toneladas, “lo que nos hace prever que tendremos un enlace final que rondará las 730.000 toneladas, cantidad que se sumará a la producción de la próxima campaña”.

Añade que el sector debe tener muy en cuenta que la evolución del mercado, y por lo tanto de los precios, está marcada fundamentalmente por el nivel de disponibilidades en cada momento y sobre todo por el enlace y la campaña que se produce en España.

Según este dato, la media de las últimas 10 campañas -explica Interóleo- ha sido de 1.725.891 toneladas (386.640 de enlace medio y 1.339.251 de producción media) “por lo que para la próxima campaña estaríamos ante unas disponibilidades de aceite de oliva en el mercado español en niveles medios o incluso algo más bajos”. Agregan que el precio medio, según el sistema PoolRed, de las últimas nueve campañas ha sido de 2,53 euros el kilo, mientras que en la 18/19 está siendo de 2,36 euros el kilo. “Sin duda alguna, estos datos demuestran la posibilidad de una recuperación de precios, por lo que entendemos -dice Interóleo- que es un error dejarse llevar sólo por el volumen de enlace y no analizar las disponibilidades futuras, que serán las que realmente marquen las cotizaciones”.

El grupo recuerda dos momentos recientes en los que la situación fue similar a la que puede darse en la campaña 19/20. Fue en los años 12/13 y 14/15, que arrancaron con grandes enlaces, pero con producciones cortas en España e importantes producciones en Italia, Grecia y Túnez. Señala que en ambas campañas el precio medio se revalorizó un 41,5% y un 46,2%, respectivamente. Y siendo buenas las previsiones de cosecha en estos tres países, recuerdan que, según datos COI, en la mejor campaña, la 17/18, cuando produjeron 1.054.900 toneladas, España tuvo un precio medio de 3,02 euros el kilo.

La voz de Bruselas

Grupo Interóleo aplaude el trabajo que está realizando Cooperativas Agro-alimentarias con el Ministerio de Agricultura y la Comisión Europea para activar un mecanismo de autorregulación del mercado que permita dar estabilidad a los precios “tan necesaria tanto para los productores como para los consumidores”.El pasado 11 de julio, un equipo del MAPA defendió la propuesta de autorregulación voluntaria ante el director general de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea, Jerzy Bogdan Plewa, en una reunión solicitada ex profeso, y solo unos días más tarde, el 15 de julio, fue respaldado por el propio ministro, Luis Planas, ante el comisario de Agricultura, Phil Hogan, en el Consejo de Ministros de la Unión Europea.

Cristóbal Gallego: "La Comisión Europea ha mostrado su sensibilidad y disposición a sacar adelante la medida, si bien se han solicitado adaptaciones a la propuesta”

Como resultado de todo este trabajo, “la Comisión Europea ha mostrado su sensibilidad y disposición a sacar adelante la medida, si bien se han solicitado adaptaciones a la propuesta”, explicó Cristóbal Gallego en el Consejo Sectorial.

Agrega que actualmente, se está a la espera de petición de información adicional por parte de Bruselas, mientras se sigue trabajando con el MAPA y la CNMC en el análisis de los distintos puntos del documento, para dotarlo de todas las garantías que aseguren su aprobación y seguridad jurídica.

Paralelamente, y en el marco de las negociaciones de la PAC post-2020, el MAPA ha solicitado ya, a propuesta de Cooperativas Agro-alimentarias y con el apoyo de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, que se incorpore el mecanismo de retirada obligatoria de aceite de oliva, por aplicación del artículo 210 del Reglamento 1308/2013, “una herramienta de regulación que ya recoge el último borrador del texto en el que se trabaja”, aseguró el presidente sectorial.

El Ministerio de Agricultura precisa que España ha solicitado que la reglamentación comunitaria incorpore un dispositivo que permita una retirada de manera obligatoria de aceite de oliva por parte de todo el sector, no solo del cooperativo. El último borrador del texto que se está negociando recoge ya la propuesta española para que este tipo de regulación extensible a todo el sector se pueda llevar a cabo a partir del momento en que entre en vigor la nueva PAC, cuando las condiciones de desequilibrio del mercado lo requieran.

Medida novedosa

Advierte que el diseño de esta medida de autorregulación constituye una novedad dentro de la normativa comunitaria y que los servicios de la Comisión Europea avanzarán un cuestionario con la información adicional que debe ser aportada por Cooperativas Agroalimentarias y por el propio Ministerio. De manera paralela, se aportará a la CNMC toda la información técnica necesaria, para analizar todos los extremos de la propuesta y, en su caso, introducir las adaptaciones necesarias.

El Mapa reconoce que el sector del aceite presenta una gran variabilidad debido, sobre todo, a las condiciones meteorológicas de cada campaña por lo que los precios que perciben los agricultores están sujetos a una gran volatilidad y esto hace necesario establecer mecanismos de regulación que permitan ajustar la oferta a la demanda.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios