Mercados

Bréxit, una piedra en el camino para el sector agroalimentario andaluz

  • Landaluz dedicó a la salida del Reino Unido de la CE su IV Jornada de Internacionalización

Un momento de las sesiones de trabajo de la IV Jornada de Internacionalización de Landaluz. Un momento de las sesiones de trabajo de la IV Jornada de Internacionalización de Landaluz.

Un momento de las sesiones de trabajo de la IV Jornada de Internacionalización de Landaluz.

Comentarios 0

El sector agroalimentario andaluz ocupa un destacado papel en la balanza comercial española; con unas cifras récord año tras año de ventas al exterior. La salida del Reino Unido de la CE, prevista en principio para finales de octubre, va a suponer, sin duda, una complicación para las ventas al exterior del sector, que tendrá la oportunidad de demostrar si dispone de músculo suficiente como para aguantar el envite.

Estas cuestiones fueron abordadas en la IV Jornada de Internacionalización organizada por Landaluz, pues este año el tema principal ha sido: ‘’El sector agroalimentario en el Brexit’’.

La sede de Extenda acogió el encuentro que fue inaugurado por Álvaro Guillén, presidente de Landaluz, quien destacó que “contamos con unos productos de reconocido prestigio en el exterior por su calidad y por el buen hacer de nuestras empresas, lo que nos ha llevado a ser la principal región exportadora de nuestro país, como así se desprende de los datos que Extenda hace públicos periódicamente”.

Además, subrayó que contamos con “unos datos que confirman récord tras récord, dejando la cifra de 2018 donde casi se alcanzaron los 11.000 millones de euros en exportaciones del sector agroalimentario, situando a Andalucía como la principal región exportadora de nuestro país con un 23% del total”.

El secretario general de Acción Exterior de la Junta de Andalucía, José Enrique Millo Rocher, quiso recalcar que “la situación del sector agroalimentario andaluz es un hito en lo que a exportación se refiere, donde el 62% de empresas andaluzas exportadoras lo hacen de forma regular”.

Por su parte, Lucía Bonet, analista de riesgo-país Europa de Cesce y Álvaro Portes, director territorial Sur de Cesce, hablaron de la evolución del Brexit y explicaron que “la posibilidad de un Brexit sin acuerdo está en torno al 25% y el 30%”, señalando que bajo su punto de vista “todo apunta a que el Reino Unido pasará a formar parte de la Organización Mundial del Comercio, lo que supone un peligro, ya que en este entorno se está fuera de las libertades comerciales que conocemos en otros mercados, como la libre circulación de personas, de comercio en la UE, etc.”.

Certificación alimentaria

Una vez abordada la situación del Brexit, Eduardo Palú, director de certificación de producto agroalimentario de SGS, indicó que este año se ha lanzando una nueva versión del sistema de certificación agroalimentaria mayoritario en el Reino Unido, el BRC.

Sobre esta norma, explicó que “se han incluido nuevos peligros potenciales como la contaminación radiológica, el fraude y la contaminación malintencionada de los productos”. Además, destacó la importancia de recoger la trazabilidad de los alimentos, un aspecto muy demandado por los consumidores británicos.

A continuación, Mª Victoria Pascual-Heranz y Javier Barberá, consultora internacional y abogado asociado senior de KPMG respectivamente, recomendaron la anticipación y medición de los riesgos.

Además, señalaron que si el Brexit se resolviese con un no acuerdo, “cualquier venta de mercancía a Reino Unido pasaría de ser una operación intracomunitaria a una exportación. De esta forma, el producto sufrirá incremento en los costes debido a el pago de aranceles, entre otras consecuencias”.

El final de la jornada se dedicó a conocer la experiencia de Acesur en la antesala del Brexit, por parte de Miguel Colmenero, international commercial director de Acesur, quien analizó la experiencia de la compañía en el mercado británico.

Sobre la situación que se vive en la actualidad, advirtió que “la empresa que esté dentro de los lineales de Reino Unido tendrá que luchar, pero la que esté fuera lo va a tener mucho más difícil para entrar en el mercado”.

Colmenero también abordó las demandas que caracterizan al consumidor británico, destacando que “la propuesta de valor de los alimentos tiene una entrada más fácil si está relacionada con la salud, el bienestar y la sostenibilidad”.

Finalmente, Francisco José Manrique de Lara, export manager de Landaluz, destacó los servicios de internacionalización ofrecidos por la asociación el pasado ejercicio, tras haber incrementado un 15% su facturación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios