la opinión invitada

La inscripción en el Registro de Aguas, prioridad

  • Feragua reclama un cambio en el plazo de amortización de la Breña II y Arenoso

La inscripción en el Registro de Aguas, prioridad La inscripción en el Registro de Aguas, prioridad

La inscripción en el Registro de Aguas, prioridad

La inscripción de las zonas regables de origen estatal en el Registro de Aguas y la formalización del cambio de plazo de amortización a 50 años de la Breña II y Arenoso son para Feragua los dos principales retos de legislatura a los que tendrá que responder el nuevo equipo de Ministerio de Agricultura que se ocupará de las políticas de regadío en los próximos cuatro años.

El primero de estos asuntos, el de la inscripción en el Registro, Feragua lo considera una cuestión inaplazable, que acumula un retraso de lustros por la pasividad de la Administración, que tendría que haber iniciado de oficio este procedimiento tras la aprobación de la Ley de Aguas de 1985.

Feragua reclama al Ministerio que agilice los trámites concesionales de aguas subterráneas

El problema en la actualidad, a juicio de Feragua, es que la Administración está subvirtiendo el sentido meramente administrativo de este procedimiento, exigiendo para la inscripción una serie de requisitos a las comunidades de regantes que son inviables, en particular la renuncia a los derechos sobre las aguas subterráneas de sus comuneros, aguas subterráneas cuya compatibilidad con las aguas superficiales ha sido además avalada por un informe de la Abogacía del Estado. Además, las aguas subterráneas juegan un papel estratégico de salvaguarda de la actividad económica del regadío en los periodos de sequía.

En el colmo del disparate y del sinsentido, ni siquiera se ha procedido a la inscripción de las comunidades de regantes en las que no hay pozos y que también tienen solicitada la inscripción desde hace más de tres años, como es el caso de la CR del B-XII del Bajo Guadalquivir.

Esperamos, por tanto, que el nuevo equipo del Ministerio rectifique y desbloquee la inscripción en el Registro, cuya parálisis puede significar serios problemas para la captación de fondos europeos destinados a la modernización del regadío.

En cuanto a la amortización a 50 años de la Breña II y Arenoso, aunque las liquidaciones del Canon de Regulación de dichas presas en 2016 y 2017 ya se han aprobado conforme a ese plazo, Feragua considera necesario que se formalice ese cambio del periodo de amortización, para, entre otras cosas, igualarlo al que tienen todos y cada uno de los embalses españoles gestionados por los diferentes organismos de cuenca de toda España.

Lo de la Breña II y Arenoso resulta una excepción discriminatoria y un agravio que es preciso se corrija de manera formal y para siempre.

Estas dos cuestiones son las prioritarias para Feragua, pero hay más. Así, la asociación mayoritaria del regadío andaluz demanda al nuevo equipo del Ministerio que agilice los trámites concesionales de aguas subterráneas, pluviales y superficiales, pues hay aprovechamientos anteriores al 92, y por tanto con más de 25 años de antigüedad, que aún no tienen la correspondiente concesión administrativa, algo realmente inaudito e intolerable.

En relación al proceso de modernización del regadío, Feragua demanda al Ministerio de Agricultura que anule las liquidaciones injustamente giradas a 12 comunidades de regantes de Andalucía y de Murcia por parte de la Sociedad estatal Seiasa, (dependiente del Mapama) que de forma unilateral y arbitraria giró en julio pasado un incremento de cuotas del 30% sobre lo acordado en el Convenio de financiación de las obras de modernización, suscrito entre las partes, lo que supone un incremento de más de 12 millones de euros, que ponen en riesgo la viabilidad de las zonas regables afectadas.

La imagen y reputación de la Seiasa está en entredicho y su futuro depende de cómo resuelva este asunto, pues ninguna Comunidad de Regantes va a firmar un Convenio nuevo con Seiasa sabiendo su modus operandi de incumplir los Convenios anteriormente firmados, incrementando los costes inicialmente pactados con los regantes.

Feragua considera preciso, asimismo, culminar el proceso de modernización del regadío y en particular habilitar fondos para la modernización del sector arrocero, que considera el gran proyecto de modernización pendiente del regadío español.

Además, la asociación representativa del regadío andaluz solicita al Ministerio que impulse la introducción de las energías renovables en los bombeos de titularidad pública y en general en todo el ámbito del regadío para propiciar un ahorro de la factura eléctrica.

Finalmente, se encuentran pendientes de ejecución los proyectos de modernización de la zona regable del Rumblar, y Nuestra Señora de los Dolores, ambas en la provincia de Jaén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios