Administración

Entidades asociativas prioritarias, palanca para la integración del sector

  • En España existen unas 3.700 cooperativas agroalimentarias, con alrededor de un millón de socios y una facturación que en conjunto se acerca a los 30.000 millones de euros

“Instalaciones de la EAP Dcoop en Antequera, donde se observa la nueva bodega de aceite, industria láctea y laboratorio, proyectos impulsados por las ayudas a cooperativas prioritarias”. “Instalaciones de la EAP Dcoop en Antequera, donde se observa la nueva bodega de aceite, industria láctea y laboratorio, proyectos impulsados por las ayudas a cooperativas prioritarias”.

“Instalaciones de la EAP Dcoop en Antequera, donde se observa la nueva bodega de aceite, industria láctea y laboratorio, proyectos impulsados por las ayudas a cooperativas prioritarias”.

Se venía hablando desde hace tiempo, pero de unos años a esta parte todas las Administraciones se han puesto de acuerdo en la necesidad de potenciar las uniones de cooperativas agroalimentarias.

De la voluntad se pasó a los hechos, y con un gran apoyo de todas las formaciones políticas, en 2013 se promulgó una ley de integración cooperativa, que creó la figura de Entidad Asociativa Prioritaria (EAP) promovida por el Ministerio de Agricultura.

Además asignaba cuantiosos recursos económicos para promover estas actuaciones dentro del Programa Nacional de Desarrollo Rural (PNDR) 2014-2020, cofinanciado por el Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural de la Unión Europea.

Una realidad que mejorar

En España existen unas 3.700 cooperativas agroalimentarias, con unos 100.000 empleados y una facturación que en conjunto ronda los 30.000 millones de euros gracias a la apuesta del más del millón de agricultores y ganaderos integrantes.

Este potencial, sin embargo, contrasta con la realidad europea y mundial, donde existen entidades asociativas mucho mayores y desarrolladas.

Nuestro país es una gran potencia agraria europea, pero la realidad es que no cuenta con ninguna cooperativa entre las primeras cincuenta del continente.

. .

.

¿Por qué? Hay varios factores que explican esta situación como son los localismos, los personalismos y la falta de profesionalización. Estas empresas de economía social tampoco suelen estar en los primeros puestos de la liga de las grandes empresas agroalimentarias. Se les asocia siempre a una primera transformación, los primeros pasos de la cadena, pero no la comercialización, el envasado y la generación de valor añadido. Y hay que competir en unos mercados cada vez más complejos y globalizados.

Esta actividad está financiada en el marco del programa de demostración e información de la EAP Dcoop, dentro del PNDR 2014-2020. Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Fondo Europeo Agrícola de Desarrollo Rural de la Unión Europea. Europa invierte en zonas rurales.

Pero esto está cambiando rápidamente, y las cooperativas agroalimentarias son conscientes de ello por pura necesidad. Con esta actitud innovadora, se puede afirmar que probablemente se ha avanzado más en el último lustro que en el medio siglo anterior, y parte del mérito lo tiene el impulso de la EAP, cuyo acicate radica en el acceso a ayudas específicas para diferentes campos como inversiones industriales, formación de directivos, proyectos innovadores o programas de demostración e información a través de las convocatorias anuales del Ministerio de Agricultura.

Sectores líderes

Para acceder a estas ayudas, se necesitan unos requisitos mínimos relativos a obligaciones de los socios, presencia en más de una comunidad autónoma, volúmenes de facturación según el sector, integración vertical o también se puede ser una entidad asociativa prioritaria multisectorial (en todas las actividades).

Gracias a la colaboración de todos, en un futuro no muy lejano esperamos ver a nuestras cooperativas más unidas, en los primeros puestos y liderando los mercados. Es posible.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios