Fallece el diseñador Azzedine Alaïa tras sufrir una caída

La desaparición de la rebeldía

El diseñador Azzedine Alaïa. / EFE El diseñador Azzedine Alaïa. / EFE

El diseñador Azzedine Alaïa. / EFE

Otra despedida más para el mundo del diseño. El creador franco tunecino Azzedine Alaïa fallecía la madrugada del sábado en París a los 77 años de edad, tras haber sufrido una caída por el que estaba hospitalizado. Uno de los nombres más destacados del diseño actual. Defensor del hedonismo que debería impregnar al mundo de la moda, lejos de los criterios que marca la industria, abogando por el arte por el arte ha sido uno de los pocos rebeldes que ha trabajado al margen las fechas impuestas por el calendario de cambio de temporada. Lejos de las semanas de la moda y cerca de presentar sus colecciones cuando realmente estuvieran listas para su público. Su formación en el diseño estuvo marcada por marcas francesas tan importantes como Dior, Guy Laroche y Thierry Mugler, con las que aprendió la técnica antes de abrir su propio taller. Años más tarde la marca tiene tiendas por todo el mundo incluyendo ciudades como Nueva York o Los Ángeles.

Alejado de los focos mediáticos se ha desarrollado como artista con el único valor de lo que hace y piensa para los demás. En la actualidad sus compañeros de profesión están obligados a presentar 8 colecciones al año, algo que para el diseñador era algo "imposible" de hacer, como aseguró en una entrevista. Quizás derivado de eso pudiera venir su rivalidad con la todopoderosa Anna Wintour, editora de la revista Vogue y defensora a ultranza de los tiempos y las exposiciones mediáticas de las creaciones en moda.

Un carácter introvertido hacían el resto en un artista que a pesar de sus diseños, marcados por el uso de cierres con cremalleras, clásicos pero con algún que otro tinte urbanita y pragmático, vestía siempre de negro. Minimalismo en su atuendo y en su forma de vivir. Sus amigos destacaban de él la hospitalidad (quizás herencia de sus antepasados tunecinos) y la disponibilidad para ayudar siempre a los demás. No así, se movía como pez en el agua ante la frivolidad que se le impone siempre al mundo de la moda, muy lejos de sentirse incómodo o fuera de lugar.

A pesar de su forma de trabajar un poco a la sombra sus diseños se han convertido en iconos de la cultura pop que emergió en los años 80 y tanto modelos como Naomi Campbell, Madonna o figuras míticas como la actriz Sofía Coppola han lucido perfectas con sus creaciones.

Diseñadores internacionales y nacionales han rendido su pequeño tributo al diseñador a través de las redes sociales rindiéndole de este modo un pequeño homenaje. Así Juanjo Oliva subía a su cuenta de Instagram una fotografía en blanco y negro en el que indicaba D.E.P.

Además de él otros diseñadores como Tom Ford, Ghesquière o Anthony Vaccarello solían referirse a él como un ejemplo.

Setefilla R. Madrigal

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios