El universo sobre Cádiz

  • Amaral se mete en el bolsillo a decenas de miles de personas con una actuación sólida y en la que la cantante del grupo se mostró en varias ocasiones asombrada por la cantidad de público asistente

"Encantador y nada divo". Así define María, una de las afortunadas poseedoras de un pase VIP 'After Show' para el concierto de Julio Iglesias, al popular cantante que en la noche del martes levantó pasiones en la Plaza de Toros de El Puerto. Como ella fueron muchos los seguidores del cantante que quisieron acercarse a saludarlo tras su actuación. Uno de los primeros en felicitar a su amigo fue el compositor Manuel Alejandro, con melena blanca y camisa azul celeste, que siempre discreto no se hizo notar a lo largo del concierto a pesar de que como el propio Julio anunció sobre el escenario la actuación le iba dedicada. No en vano ha sido y es el compositor favorito de Julio Iglesias, que se encargó de ensalzar su talento ante los más de 6.000 espectadores que casi llenaban el aforo.

Otra de las personas que pudo acercarse a saludar al cantante fue Mercedes Valimaña, quien fuera una de las integrantes del trío Lá-lá-lá y que en los inicios de su carrera tuvo la fortuna de compartir escenario con Julio Iglesias. "No sé si se acordará de mí" -comentaba antes del concierto-, pero claro que Julio se acordaba y la saludó muy cariñoso. El cantante atendía a sus seguidores en un pequeño camerino improvisado mientras que en una antesala del recinto jugaban sus hijos pequeños que junto a la compañera del cantante, Miranda, fueron el centro de muchas de las miradas de la noche del martes, cuando hicieron su aparición en el patio de butacas los niños todos vestidos de blanco y Miranda con el pelo recogido, rebeca salmón y falda larga. Encantadora, no tuvo reparos en saludar a todos los tendidos y salió discretamente con sus hijos poco antes del final de la actuación.

El alcalde de El Puerto, Enrique Moresco, también fue recibido por el cantante en compañía del concejal de Fiestas, Millán Alegre, y de los dirigentes populares Ana Mato y Antonio Sanz. Especialmente cariñoso estuvo Julio con Ana Mato, a la que conocía desde el cierre de la campaña electoral del año 1996, cuando protagonizó el concierto del final de la campaña de Aznar como candidato. Entonces Ana Mato estaba embarazada y el martes acudía al concierto con su hija de doce años.

Pasaban las dos de la madrugada cuando el cantante subió a bordo de uno de los coches de la comitiva que esperaba en una de las puertas de la Plaza de Toros, donde se congregaban desde que finalizó el concierto cientos de seguidores que querían decirle adiós. Allí se podían escuchar comentarios de todo tipo sobre las experiencias de la gente en el concierto. "Pues a mí no me ha gustado el beso que le ha dado a la del coro, estando allí Miranda", decía una espectadora un tanto ofendida, mientras que una amiga le respondía que eso formaba parte del espectáculo. "Yo no sé cómo no se retira ya, con el dinero que tiene", decía otra de las personas que hacía guardia a la salida, para recibir como respuesta por parte de una compañera que "es lógico. ¿no ves que tiene muchos hijos y son muchos a repartir para la herencia?". Así mataban el tiempo quienes finalmente, como recompensa, pudieron vislumbrar al cantante y a su familia mientras se dirigían al hotel en el que pasaron la noche.

El concierto de Julio Iglesias ponía el broche de oro a la programación de ocio en El Puerto para este verano. A falta aún de un par de convocatorias y de la celebración de un festival pirotécnico en septiembre, el verano portuense ha estado jalonado por actuaciones destacadas como las de Siempre Así , Melocos o Iguana Tango, aunque sin duda el gran éxito social del verano fue el mano a mano protagonizado el pasado 10 de agosto entre José Tomás y Morante de la Puebla. Aunque desde el punto de vista taurino la cita no dio tanto de sí como se esperaba, es indudable el tirón mediático que tuvo la corrida, que apareció en publicaciones internacionales y en todos los programas de televisión a nivel nacional. También la repercusión del concierto de Julio Iglesias ha sido sonada, con más de 40 medios de comunicación acreditados, incluidos algunos europeos, y la difusión de imágenes del concierto en numerosos programas de televisión y en publicaciones escritas.

Desde el Ayuntamiento de El Puerto se han mostrado muy satisfechos por el resultado tanto del concierto como de la programación de verano en general, destacando los beneficios que esto ha generado para la economía local. Con respecto a las críticas por el supuesto reparto masivo de entradas a última hora para la actuación de Julio Iglesias, los responsables municipales negaron tajantemente haber adquirido entradas para repartirlas, ya que como explican "el Ayuntamiento siempre tiene reservadas mediante convenio un número de entradas para sus compromisos y para repartirlas entre distintos colectivos locales, lo mismo en este concierto que en las corridas de toros y en cualquier otro evento en el que colabore el Ayuntamiento", señalan.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios