La pequeña red de paradores gaditanos

provincia

En pueblos gaditanos como Olvera, Algar, Setenil, o El Bosque apenas existían servicios para atender a los turistas cuando la Diputación de Cádiz, allá por los años setenta, creó el proyecto de Turismo Gaditano SA (Tugasa), una red de hoteles que facilitara la llegada de viajeros a los pueblos más olvidados de la provincia y atrajera inversiones turísticas.

Hoy la cadena pública, que lucha por superar su situación deficitaria, cuenta con una cartera de diez hoteles rústicos que suman más de 500 plazas distribuidas en los centros estratégicos del turismo rural de la provincia gaditana: Algar, Olvera, Setenil, Medina, Zahara de la Sierra, Grazalema, El Bosque, Villaluenga, Castellar de la Frontera y Vejer.

Son alojamientos rurales que oscilan entre una categoría de dos y tres estrellas, modestos y sin lujos, pero muy cómodos y acogedores. Sus precios son moderados, aunque no baratos, y oscilan en torno a los 60 euros por habitación y noche.

Algunos de los hoteles de la red de Tugasa están situados en edificios de valor arquitectónico, como es el caso del hotel Convento de San Francisco, en Vejer, ubicado en el antiguo convento de las monjas Clarisas y posteriormente Franciscano, levantado en el siglo XVII y que tras su reconversión cuenta con 25 habitaciones en pleno casco histórico del pueblo.

Otro ejemplo de este tipo de negocios con valor histórico es el complejo de casas rurales del Castillo de Castellar, compuesto por once casas rurales encantadoras en el idílico recinto amurallado del antiguo Castellar. Estas casas rurales constituyen uno de los más atractivos alojamientos de la provincia, en plena comarca del Campo de Gibraltar.

Diputación tiene previsto abrir otro pequeño hotel de siete habitaciones y una veintena de plazas en el alcázar del castillo, cuya construcción data del siglo XIII, con unas espectaculares vistas de la comarca y hasta del Peñón de Gibraltar y el Estrecho. El proyecto está prácticamente finalizado pero su apertura al público acumula años de retraso por problemas técnicos y administrativos.

Otro de los alojamientos destacados de Tugasa es la Villa Turística de Grazalema, una buena opción para alojarse en el corazón de la Sierra. El hotel cuenta con magníficas vistas y es ideal para el descanso, alejado del ruido y de la contaminación, en pleno Parque Natural de Grazalema. Es posible obtener más información sobre los hoteles de Tugasa en su página web (www.tugasa.com).

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios