Sin hueco en los hoteles de El Puerto para el día de José Tomás

  • Su mano a mano con Morante de la Puebla, el próximo 10 de agosto en la Plaza de Toros portuense, ha provocado una expectación inusitada en la ciudad

Comentarios 5

Los hoteles de El Puerto de Santa María se han quedado sin habitaciones disponibles para el fin de semana del 10 de agosto, en el que los matadores de toros José Tomás y Morante de la Puebla se enfrentarán en un histórico mano a mano en el coso portuense, donde caben más de 12.000 espectadores.

La expectación que ha levantado en todo el país el anuncio de esta corrida única no se ha repetido, según señalaban algunos entendidos de la ciudad hace unos días, desde hacía treinta años, en los tiempos de El Cordobés. Aunque también es cierto que ya el año pasado la aparición de José Tomás en la plaza portuense logró agotar todas las entradas, que no ocurría en la ciudad desde hacía diez años. Y es que, cuando se habla del acontecimiento taurino del año en la Bahía casi siempre se habla de José Tomás mientras que Morante de la Puebla queda reducido a un segundo plano, por mucho que sea reconocido actualmente como uno de los mejores toreros. Una preferencia casi fanática por José Tomás que a algunos aficionados incluso les llega a molestar.

Aun estando todos llenos, la mayoría de los establecimientos hoteleros de la ciudad apuntan que todavía en estos días llaman muchísimas personas para tratar de hacerse con un hueco, mencionando siempre la corrida de José Tomás como motivo de la reserva.

Lógicamente en verano los hoteles están casi siempre a tope, sin embargo todavía pueden quedar habitaciones disponibles para cualquier otra fecha del mes de agosto, sobre todo, a partir de la segunda quincena. Pero el 90% de ocupación que ronda la planta hotelera de la ciudad en estos días se convertirá en un 100% irreversible a partir del viernes 9 de agosto, ya que, como indican desde la recepción del hotel Pinomar (cercano a la playa portuense, la mayoría viene para pasar unos días, no sólo la noche de la corrida.

"Estamos a menos cuatro", apuntaban ayer desde el hotel Santa María, uno de los más cercanos a la Plaza de Toros, donde aseguran que todos los días llama alguien preguntando por una habitación para el día del mano a mano de José Tomás y Morante de la Puebla. Algo parecido ocurre en el hotel Pinomar. Sin embargo, en Valdelagrana no sabrían decir si el lleno es debido a la corrida, porque, como aseguran desde el hotel Puertobahía, a pie de playa, sus instalaciones siempre están al máximo de su capacidad en verano, sobre todo durante los fines de semana de agosto.

La avalancha de reservas de habituaciones se produjo, según han indicado desde la mayoría de establecimientos hoteleros de la ciudad, hace un mes aproximadamente, cuando se pusieron a la venta los primeros abonos. Sin embargo, algunos como el Duques de Medinaceli (el único de cinco estrellas que hay en El Puerto), ya estaba completo para la fecha en cuestión desde que se anunció el cartel de la temporada taurina.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios