Un castillo en honor al apóstol Santiago

sanlúcar

Sanlúcar de Barrameda es un municipio situado en la costa noroeste de la provincia, frente al Parque Nacional de Doñana y en la desembocadura del río Guadalquivir. Por su excelente situación estratégica y gracias a la política comercial de los Guzmanes, Sanlúcar de Barrameda fue la gran protagonista de la exploración, colonización y evangelización de América que tuvo lugar entre los siglos XV y XVII.

De esta ciudad llama la atención la cantidad de sitios de interés que existen, destacando actualmente las edificaciones bodegueras, que se han convertido en un importante y singular elemento urbano del municipio.

En cuanto a monumentos, uno no puede irse de Sanlúcar de Barrameda sin haber visitado antes el Castillo de Santiago.

Esta fortaleza se ubica en la calle Cava del Castillo, en el Barrio Alto de la ciudad. El castillo fue construido entre los años 1477 y 1478, bajo la dirección de Enrique Pérez de Guzmán, II Duque de Medina-Sidonia y Señor de Sanlúcar. Se encuentra situado en uno de los ángulos de la antigua muralla, para así defender la villa sanluqueña y la entrada al río Guadalquivir.

Fue la construcción defensiva del siglo XVI más importante de la provincia de Cádiz. También fue la primera residencia de los Duques de Medina Sidonia y el alojamiento de los Reyes Católicos durante la Guerra de la Independencia. Durante su amplia cronología, ha sido utilizado por los franceses a modo de cuartel ( hoy aún se puede observar en algunos lienzos las firmas de los soldados), como cárcel y también como un hospital.

La superficie del Castillo de Santiago llega hasta los 5.000 metros cuadrados y está fabricado de ladrillo y mampostería.

Destacan sus increíbles torres, una de planta hexagonal, llamada Torre del Homenaje, y otra torre cuadrada conocida como Aula Maior. Otro elemento que llama la atención es la Puerta de la Sirena, antiguo acceso principal al Patio de Armas. Fue construida por Marino de Neápoli y es, junto con las Covachas de la Cuesta de Belén, el único ejemplo de arquitectura gótica de toda la ciudad.

El nombre del castillo se debe a una imagen del apóstol Santiago, hoy desaparecida, pero que estaba situada en la parte superior de la puerta principal. Desde su restauración del año 2006, el castillo está abierto al público de martes a sábados, con visitas guiadas a diferentes horas y precios en taquilla entre 3 y 5 euros.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios