Vestigios mexicanos en la sierra gaditana

ALGAR

Algar se encuentra dentro de la Ruta de los Pueblos Blancos de la sierra gaditana. Localizado entre Arcos de la Frontera y Ubrique, presenta una situación privilegiada junto al Parque Natural de los Alcornocales y la Sierra de Grazalema.

En 1773, Domingo López de Carvajal cumple la promesa que hizo tras sobrevivir a los viajes entre México y España de fundar un pueblo en la sierra. Las consecuencias de este vínculo entre continentes se pueden apreciar en su patrona, Santa María de Guadalupe, y en la arquitectura de inspiración mexicana que presenta la iglesia de la localidad, uno de sus monumentos más destacados. Otros lugares relevantes de Algar son los yacimientos arqueológicos de la Fortaleza de Tempul, construida por los musulmanes, y la torre de Calduba, ambos de acceso libre para los visitantes. No hay que olvidar otros emplazamientos como la plaza de toros de estilo popular, reflejo de la afición taurina de los algareños, y la puerta de Alcalá.

Los primeros asentamientos humanos se remontan a la época neolítica, como demuestra la cerámica a la almagra, propia de la fase más antigua de la era prehistórica, hallada en la cueva de la Dehesilla.

Este enclave resulta idóneo para la práctica del turismo rural, en auge en los últimos años. Entre las actividades que pueden desarrollarse se encuentran los deportes de aventuras, náuticos y la caza mayor. Todas ellas son ofrecidas por el complejo de alojamiento rural Tajo del Águila. Otro de los feudos económicos de la localidad son la agricultura, la ganadería, la industria maderera y la artesanía. En este aspecto Algar es un importante productor de artículos de marroquinería y de quesos de elaboración artesana.

Cualquier visitante puede disfrutar de sus platos típicos, por ejemplo, la sopa de tomate y ajo, piezas de caza, o repostería como roscos de aceite y huevo y el piñonate.

La Romería al Patrón San Nicolás, las fiestas de la patrona y la feria de la Primera, son algunas de las citas obligatorias de Algar.

Para los aficionados a las competiciones automovilísticas, la localidad gaditana acoge la tradicional Subida a Algar, un rally que se celebra en el mes de marzo y que ya ha alcanzado su décimo séptima edición. En estas pruebas se selecciona a los participantes del Campeonato andaluz, que cada año adquiere mayor prestigio entre los amantes de este deporte.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios