Paco Cepero, guitarrista y compositor

"Lola Flores y Rocío Jurado eran arte y embrujo, son leyendas irrepetibles"

  • El artista cumple estos días cincuenta años ligado al mundo del flamenco

Comentarios 2

Paco Cepero nació el 6 de Marzo de 1942 en Jerez, y a los de 16 años debuta como profesional en el Gran Teatro Falla de Cádiz. Además de como guitarrista, es de reconocido prestigio su labor como compositor de numerosos éxitos dentro y fuera del flamenco, como Isabel Pantoja, Julio Iglesias, Lolita o Chiquetete. Aun así, Cepero no se siente profeta en su tierra y eso le duele. Poco a poco se va acostumbrando, afirma, pero cuando habla del reconocimiento en la ciudad que le vio nacer, un dejillo amargo acentúa sus palabras. El artista, que vive en el corazón de San Miguel, sigue su carrera componiendo y tocando la guitarra. Estos días cumple cincuenta años en la profesión. Casi nada.

¿La Ciudad del Flamenco es como un culebrón de verano?

No, yo creo que la Ciudad del Flamenco va a ser una realidad. Las cosas importantes nunca son tan fáciles. Además un plan de esta envergadura lleva su tiempo, pero yo sé de buenas fuentes que va por muy buen camino.

A usted le hará mucha ilusión el proyecto, claro.

Muchísima. Yo creo que como jerezano y como profesional del flamenco va a ser importante.

¿En verano hay más flamenco o se escucha más flamenco en las ciudades?

No, en verano lo que pasa es que como hay más luz, se prodiga más, pero yo creo que en invierno, en los teatros, hay bastante flamenco. Este arte goza de muy buena salud y creo que está en todas partes.

¿En qué anda metido ahora Paco Cepero?

Pues ahora mismo estoy metido en... no me gusta hablar de proyectos (risas), pero quiero sacar mi próximo disco, y espero que esté a la altura del último. He dejado el listón muy alto y es complicado, pero estoy en ello.

También ha cumplido cincuenta años como profesional.

Eso era ineludible. Como dices llevo cincuenta años de profesión, he hecho el disco de 'Abolengo', sigo dando conciertos sin parar: Málaga, Sevilla, Cádiz, Madrid, Barcelona... El uno de noviembre estaré en Jerez.

¿El guitarrista ha de estar siempre a la sombra del cantaor de flamenco?

Hombre, yo creo que la guitarra, cuando está de acompañamiento hace de banderillero del cantaor, eso es así. Yo creo que la guitarra solista sí, entonces está en primer plano, pero cuando se acompaña debe estar para ayudar al cantaor, no desde luego para ser el protagonista.

¿Usted se queda con la composición o con el toque?

Me quedo con todo, pero estoy disfrutando ahora con la guitarra. Lo de las canciones fue una etapa de mi vida muy intensa, pero cuando me vine a vivir a Jerez pues me di cuenta de que echaba en falta mi guitarra. Además yo estaba un poco olvidado, eso me dio alas para seguir con la ilusión de un chaval que empieza. Llevo dentro esta afición, desde que tengo uso de razón he tenido una guitarra en la mano. Andaba con Tío Borrico, Sordera, Sernita, el Batatato, el Brenes...

¿Qué tipo de música suena en su casa?

La mía, pero también escucho música clásica, me gusta mucho. Y en la tele se ve mucho fútbol y muchas corridas de toros y poco más. Siempre estoy trabajando y no me gusta distraerme.

¿Quién es más fiel, su público o Bordón, su perro bodeguero?

Tengo un público muy fiel porque me lo he ganado a pulso, pero mi perrito es muy fiel porque llevamos muchos años juntos. Además yo le tengo un gran cariño y él me lo tiene a mí.

¿El flamenco-fusión es un tintorro de verano?

Hay cosas buenas y cosas malas, no se puede meter todo siempre en el mismo saco, que es lo que muchas veces se hace. Yo creo que todo lo que sea para engrandecer el flamenco, bienvenido sea. Lo que sea para perjudicarlo, que no entre siquiera.

Es que hoy se sube cualquiera a hacer flamenco...

Creo que hoy el artista no tiene tanta base como antes. En mis tiempos se tenía que ganar el día a día y los seguidores. Hoy la juventud corre demasiado. Las cosas hay que tomárselas con más calma, tener una preparación como cualquier carrera en la vida.

¿Lo pasa mal o disfruta en un concierto visto desde abajo del escenario?

Yo gozo si están tocando bien, pero si las cosas las están haciendo mal, es lógico que sufra. Es como en los toros, y perdóname la comparación. El torero expone su vida y al artista su credibilidad. Pero, por supuesto, no me alegro del mal de los demás.

¿Usted disfruta más encima de un escenario o fumándose uno de sus monumentales puros habanos?

Todo tiene su momento. Debería dejar de fumar, pero dejé los cigarros y ahora fumo puros. Si pudiera me quitaría, pero a estas alturas es complicado.

Lola Flores y Rocío Jurado, ¿qué me dice?

Lola Flores era arte, era embrujo. Yo creo que va a ser difícil que se repita una artista igual. Y con Rocío Jurado pasará exactamente lo mismo. No hay dudas de que son dos leyendas como no volverá a haberlas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios