Llegan a La Isla 'Barcos de papel'

  • David Demaría derrocha voz y simpatía durante el concierto del martes en el que también recibió el disco de oro por su último trabajo La Fuerza de la voluntad

Desde tempranas horas de la tarde, algunos ya aguardaban la cola en las puertas de entrada al estadio de Bahía Sur de San Fernando. El ajetreo de los bares del centro comercial presagiaba que la noche deparaba una nueva actuación de la programada por La Isla de los conciertos.

"Rosa de los vientos, laberinto sin final, su única frontera es vivir en libertad", con los primeros compases del tema Huye del huracán, David Demaría, ataviado con camisa blanca y corbata negra, se descubría en el escenario del estadio de Bahía Sur tras una cortina desatando la euforia entre las fans de las filas más cercanas al decorado.

Aunque la agenda de este jerezano debe de estar llena de compromisos que le hacen viajar de aquí para allá, éstos viajes siempre son Caminos de ida y vuelta que siempre le traen de regreso a su tierra. El tema Despertaré cuando te vayas inyectó en el público una dosis de energía haciendo que acompañasen la canción a ritmo de palmas. Pétalos marchitos, Cada vez que estoy sin ti o Sin miedo a perder, fueron también los temas protagonistas de la noche.

Hay muchas cosas que mueven a David a componer sus canciones pero una de las más influyentes es la Bahía de Cádiz: su levante, su aroma, sus mujeres o sus playas, y de la nostalgia por la tierra querida salió el tema Barcos de papel.

Con Miradas cruzadas llegó el momento más simpático de la noche, cuando David Demaría paso a ser el tito David y cogió la guitarra para cantarle a su sobrino Marquitos, de cerca de dos años de edad. Sorprendió el comportamiento del pequeño, que sin ser consciente de donde estaba y de todas las miradas que se centraban en él se mostró encandilado por la voz de su tito.

Precisamente ahora le sirvió para hacer otro alto en el camino y contar una anécdota que le ocurrió en Latinoamérica con la letra de la canción. "Esta forma de vida te vuelve majara, mis amigos me dicen muchas veces quillo estas perdío no hay quién te vea el pelo, y es que hay ocasiones en las que esta profesión llega incluso a desequilibrarte, por eso es importante tener fuerza de voluntad para seguir con los pies en la tierra". Esta fue la presentación del tema La fuerza de la voluntad, tema que da título a su álbum de grandes éxitos y con el que hace un repaso por diez años de impecable carrera discográfica. Incluye temas que van desde sus inicios en 1997 con el disco David Demaría hasta el exitoso Caminos de ida y vuelta. Además de encontrar colaboraciones con artistas como Malú, Diana Navarro, Antonio Orozco o Pastora Soler ofrece tres canciones inéditas Dueña de este mar, El perfume de la soledad y la fuerza de la voluntad.

Finalmente, Sin miedo a peder y loco enamorao cerraron la lista de temas del concierto, que duró menos de dos horas en la que el jerezano se mostró en todo momento cercano, derrochando simpatía y espontaneidad y eso el público se lo devolvió dándole calor y demostrándole que en La Isla se le quiere y admira.

Para celebrar la entrega del disco de oro la noche terminó, a modo de juerga flamenca, con unos pases de baile de Antonio El Pipa, jaleado por los músicos. Esto avivó las ganas de fiesta de los asistentes, que una vez que el artista salió del escenario siguieron solicitando otra canción más, pero el concierto había llegado a su fin.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios