Fruto de las mejores aguas de la provincia

san josé del valle

Detenerse en este rincón ofrece la oportunidad de permanecer entre dos de las grandes rutas turísticas de la provincia de Cádiz: la ruta del Toro - de la que forma parte- y la de los Pueblos Blancos. Sierra y campiña se encuentran al alcance por igual en tierra vallense, lo que la convierte en lugar ideal de parada para trazar el itinerario a seguir en el camino de los visitantes.

Por su entorno, San José del Valle es un verdadero museo de la naturaleza que reúne miles de paisajes que contemplar. No resulta fácil decidirse por una de las rutas que se proponen desde este pueblo a 30 kilómetros de Jerez.

El agua es el protagonista indiscutible en la localidad. Siglos atrás, la zona era conocida por la calidad de sus baños naturales. Durante cinco kilómetros, la Ruta de los Baños ofrece un paseo por la antigua y rocosa zona de Los Canchales, la Fuente de la Mora, protagonista de leyendas y las ruinas de los baños de Gigonza, junto al castillo del mismo nombre, del que destacan sus aguas sulfurosa y curativas.

Este castillo se alza donde un día se encontró la ciudad de Sagunto. En la actualidad puede ser visitado ya que se conserva en buen estado una torre de planta cuadrada de dos pisos, el último de ellos con cubierta abovedada.

La Ruta de los Molinos constituye un nuevo homenaje al líquido elemento. Algunas de estas construcciones aún se conservan rodeadas de contrastes entre la fertilidad y la aridez.

Los embalses de los Hurones y Guadalcacín completan el extraordinario contexto de San José del Valle. La zona de recreo del Guadalcacín, a escasos siete kilómetros de la localidad vallense, está habilitada para disfrutar de una completa jornada de ocio en la que practicar deportes como vela, piragüismo, senderismo, surf e incluso la caza.

También cerca del castillo de Gigonza se encuentra el manantial del Tempul.

En el siglo XIX se planeó aumentar el deficiente abastecimiento de agua en el municipio jerezano. Por ello se estudió aprovechar las aguas del río Guadalete, Majaceite, y finalmente, el manantial del Tempul. Por fin en 1869 se inauguró la construcción tras algunas dificultades como la crisis económica que provocó la paralización de las obras. El acueducto puede divisarse entre la rica vegetación del municipio.

Más información sobre este maravilloso enclave y todos sus atractivos en su Oficina de Turismo, teléfono 956 16 06 59.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios