Última hora Trasmediterránea anuncia la salida del ferry para esta tarde. Cerca de un centenar de personas, atrapadas en el puerto

Athletic Club de Bilbao

Los leones, 24 años después

  • El cuadro bilbaíno regresa al Trofeo 24 años después de su última presencia · Armando, ídolo local, vuelve al Ramón de Carranza

El mismo entrenador, prácticamente la misma plantilla, y el mismo reto que todos los años. Salvando la novedad del histórico patrocinio de Petronor, el Athletic de Bilbao afronta la temporada 2008/09 con el objetivo de retornar a competición europea tras cuatro campañas de ausencia en las que sólo un asalto fallido en la Intertoto, en la 2005/06, acercó al conjunto de San Mamés a jugar la Copa de la UEFA.

Tras un par de temporadas de sufrimiento extremo, recurriendo incluso al método Clemente para eludir un histórico descenso a Segunda División, el club bilbaino contrató el año pasado a un entrenador con carácter como Joaquín Caparrós, que clasificó al equipo en undécima posición y lo convirtió en el cuarto equipo menos goleado de la Primera División. En su segunda temporada, el utrerano intentará que la seriedad y el carácter que impregna a todos los equipos a los que dirige sirva para algo más que para asegurar la permanencia a pocas jornadas del final de Liga.

Con las marchas de Aranzubia al Deportivo de La Coruña, la cesión del joven Zubiaurre al Elche y el regreso de Del Horno al Valencia, la plantilla rojiblanca apenas presenta novedades con respecto a la de la pasada campaña. Con la casi segura presencia bajo palos de Armando -el jugador más veterano de toda la plantilla-, Caparrós intentará mantener la fortaleza defensiva del pasado año para mejorar en el aspecto ofensivo fundamentándose en tres jugadores que están llamados a dar mucho más de lo ofrecido el pasado campeonato: Pablo Orbaiz debe llevar la manija de un equipo en el que Yeste, el jugador con más calidad de todos los 25, debe aportar algo más que un peinado estrafalario en cada jornada. Y en la delantera, el espigado Fernando Llorente deberá superar los 11 goles del año pasado si quiere que él y sus compañeros aspiren a puestos europeos.

Lo que sí es una novedad rojiblanca es su presencia en el Trofeo Carranza. Después de 24 años de ausencia, el Athletic regresa al Trofeo de los Trofeos, en el que ha llegado a la gran final en seis ocasiones, imponiéndose tan sólo en una de ellas, en la edición de 1972, en la que venció por dos tantos a uno al Benfica portugués y después de haberse deshecho del Botafogo en la semifinal por tres a cero, cuando aún era habitual ver equipos brasileños en Cádiz...

El regreso del conjunto vasco supondrá, además, el retorno de uno de los ídolos de la afición cadista al Ramón de Carranza. Armando Ribeiro, el León de Sopelana, volverá a escuchar desde Fondo Sur y del remozado Fondo Norte -si el tiempo y Caparrós no lo impiden- el grito que ha acompañado sus saques de puerta durante diez años: ¡Bien, Armando, bien, picha!

CAPARRÓS El sevillano hizo del Athletic uno de los equipos menos goleados de la pasada campaña

YESTE El polémico jugador rojiblanco está llamado a marcar la diferencia por su calidad técnica

LLORENTE Referente ofensivo, el espigado delantero fue el máximo artillero de los leones la pasada campaña con 11 tantos.

ARMANDO El portero de Sopelana es el jugador más veterano de una plantilla del Athletic sin apenas cambios con respecto a la pasada campaña

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios