fútbol El San Fernando CD vence al Córdoba B (0-3)

"Estoy muy agradecido, me siento mexicano de adopción"

  • El torero, que salió ayer por la tarde del hospital, en silla de ruedas, afirma que "estoy aquí gracias a esas manos que taponaron mi herida y al equipo médico"

A las siete de la tarde -hora española-, el diestro José Tomás abbandonó el hospital Miguel Hidalgo de Aguascalientes. Arropado por sus familiares y amigos el diestro emitió las primeras palabras ante los medios de comunicación que se encontraban a la puerta de la clínica en la que ha mostrado su más sincera gratitud y cariño a los médicos que le han atendido y a los aficionados que le han arropado en estos duros momentos, según recogía Burladero.

El torero español José Tomás abandonó el hospital después de que los médicos le dieran de alta, dando las gracias a los médicos, a la afición mexicana y española que han estado pendientes de su salud y a la virgen de Guadalupe. La agencia Efe recogía sus primera palabras de agradecimiento: "Soy consciente de que hoy estoy aquí gracias a esas manos tan oportunas que en el ruedo taponaron mi herida, al equipo médico que me atendió (...), sin ellos no me hubiera podido agarrar a la vida con la fuerza que me agarré, por supuesto a la virgen de Guadalupe", dijo el diestro.

José Tomás abandonó el hospital en silla de ruedas, acompañado de su médico personal Rogelio Pérez Cano, además de sus familiares cercanos, y algunos de los doctores que le atendieron como Alfredo Ruiz y Juan Carlos Ramírez. "Hace unos días, aquí mismo en Aguascalientes, con motivo de un acto de la fundación que presido, decía: 'Aquí en esta tierra me hice torero, aquí recibí mi primera cornada grave, desde entonces llevo sangre mexicana en mis venas, me siento mexicano de adopción'", recordó el diestro. Ese discurso, agregó "ha sido superado por los últimos acontecimientos", puesto que tras la cogida del toro Navegante el diestro mezcló su sangre con la tierra mexicana y después recibió sangre de mexicanos. "No se puede sentir uno más mexicano y más agradecido. Gracias México", agregó.

José Tomás agradeció a "los cientos de hidrocálidos" (como se conoce a la gente de Aguascalientes) que acudieron a donar su sangre para salvarle la vida. Señaló que a partir de esta experiencia hace un llamamiento a la gente para que done sangre, pues "es muy importante para la vida de las personas". También tuvo palabras de agradecimiento para los aficionados de España, México y de "todo el mundo" que han estado pendientes de su salud y que han rezado por su recuperación, así como para el personal del hospital que, con sus cuidados, lo hizo sentir como en su casa. Además reconoció a los medios de comunicación por haber respetado su intimidad y dio las gracias a sus amigos y familia. "Gracias a todos, a todos los llevo en mi corazón", concluyó y recibió un fuerte aplauso de los presentes quienes gritaron "¡torero, torero!".

El torero podrá volver a los ruedos en tres o cuatro meses, según declaró a la agencia AFP el cirujano que lo operó, Alfredo Ruiz. Interrogado sobre los plazos para la recuperación total de Tomás, el cirujano avanzó que "van a ser algunos meses. Pocos meses, tres o cuatro, probablemente". La herida, de unos 20 centímetros, le seccionó la arteria femoral profunda y le causó una hemorragia con la que perdió la mitad de sangre de su cuerpo. Según el doctor Ruiz, José Tomás seguirá su recuperación durante unos días en Aguascalientes y viajará a España cuando esté en buenas condiciones de salud. Un parte médico, firmado también por el médico particular del diestro, Rogelio Pérez, hecho público el jueves, pronosticó que la herida "tardará en sanar unos quince días".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios