Morenito de Aranda roza la Puerta Grande en La México, donde Fabián Barba sale a hombros

GANADERÍA: Toros de Santa María de Xalpa, muy bien presentados y que en conjunto dieron buen juego, siendo aplaudidos todos ellos en el arrastre y premiando con la vuelta al ruedo al tercero y al séptimo. TOREROS: Fabián Barba, aplausos, ovación y dos orejas en el toro que regaló. Miguel Ortas 'Miguelete', pitos en ambos. Jesús Martínez 'Morenito de Aranda', oreja y saludos. INCIDENCIAS: Plaza monumental de México. Novena de la Temporada Grande. Unos 4.000 espectadores en tarde fría. Fabián Barba y los ganaderos fueron sacados a hombros.

El matador de toros español Jesús Martínez Morenito de Aranda cortó una oreja y perdió otra al fallar con la espada, mientras que el mexicano Fabián Barba consiguió dos trofeos de un toro, que regaló, y su compatriota Miguel Orta Miguelete fue pitado en su lote. En tarde fría y con una asistencia de unas cuatro mil personas, se lidiaron siete toros de Santa María de Xalpa, muy bien presentados, con gran trapío que dio profundo interés al festejo. Los siete toros fueron aplaudidos en el arrastre, dos de ellos, tercero y séptimo, premiados con arrastre lento. Un lote puro de sangre española que han dado juego a sus características de su procedencia de sangre Domecq, parados al final y la cara arriba. Los ganaderos dieron vuelta al ruedo y salieron a hombros junto con Barba.

Fabián Barba dio la sorpresa al público, que no esperaba ver un torero con firmeza. En el primer toro tuvo buenos destellos, aunque no redondeó la faena. En el cuarto, trasteó el torero con temple y muletazos soberbios. Lástima que pinchó y todo quedó en una ovación que recibió desde el tercio. Repitió la dosis en un toro que regaló, en el que logró las series más largas y lo mató de gran estocada para ganar dos orejas y la salida a hombros.

Miguel Orta Miguelete no corrió con la suerte de sus alternantes. Pese a no estar muy toreado, les pudo a los de Xalpa, estuvo firme, pero el público estuvo duro con él y le pitó en sus dos enemigos.

Jesús Martínez Morenito de Aranda estuvo a punto de salir a hombros tras una gran faena al tercero, pero pinchó. En su primero estuvo muy bien y lo mató de fulminante estocada para recibir una oreja. Todavía estuvo mejor en el sexto, mucho más entregado, más firme y con más temple; lástima que la tizona le falló de nuevo. De todos modos dejó una grata impresión en el coso de Insurgentes.

El francés Sebastián Castella irrumpirá el próximo domingo 10 de enero en la México, alternando con Rafael Ortega y Fermín Spínola, que repite tras cortar tres orejas en la corrida inaugural del pasado 8 de noviembre. Los toros serán de Teófilo Gómez.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios