Ferrera y Ponce, dos veteranos con frescura

  • El extremeño ha cuajado una campaña magnífica tras su retorno y el valenciano, con hambre novilleril, es un torero incombustible

En la temporada 2017 han destacado fundamentalmente dos matadores de toros: los veteranos Antonio Ferrera y Enrique Ponce en un año en el que en su conjunto el empresariado continúa sin abrir las puertas a los nuevos valores y los carteles suelen ser sota, caballo y rey. Una campaña en la que las figuras han evitado, como sucede en estos tiempos, el toro encastado y las denominadas corridas duras. Por otro lado, tras pasar lo peor de la crisis económica, se ha recuperado público, pero falta, sin duda, un torero que arrase en las taquillas.

Antonio Ferrera, en su retorno a los ruedos tras el grave percance que sufrió en junio de 2015 en Muro, con fractura del antebrazo derecho, ha cuajado una temporada 2017 de manera magnífica. Impresionante en Madrid y Sevilla. Excelente con un nuñezdelcuvillo en Las Ventas. En La Maestranza, pletórico lidiador ante Platino, de Victorino Martín, al que cortó una oreja y realizó la mejor faena de la feria abrileña a un toro de El Pilar, pero no remató con la espada. En Pamplona también redondeó una tarde para el recuerdo, a la que le faltó la rúbrica en la suerte suprema.

Enrique Ponce se ha vaciado varias tardes con una ambición novilleril, aderezando sus actuaciones con su valor natural y unos conocimientos técnicos y artísticos que le han colocado en la historia del toreo. Los años parece que no pasan para un torero incombustible. A tener en cuenta su tarde de San Isidro en Las Ventas, donde salió a hombros en la Feria de San Isidro, tras cortar una oreja a cada uno de sus oponentes, del hierro de Domingo Hernández.

Junto a estos dos veteranos hay que reseñar la gran campaña de Ginés Marín, la gran revelación de la temporada, con regularidad y que cuajó una gran faena al excepcional Barberillo, de Alcurrucén, al que cortó dos orejas en San Isidro en Las Ventas. Merecida puerta grande para entrar en el circuito y codearse con las figuras.

En un recorrido por los toreros encuadrados como figuras nos encontramos con un Juli peleón, que cuajó algunas faenas; una de las más destacadas la realizada en Valladolid a Fanfarria, de Daniel Ruiz. Morante, en temporada desafortunada, anunció su retirada en El Puerto. Logró una de sus mejores obras en Illescas. Talavante, con desigualdades, dejó momentos espléndidos como en la Feria del Pilar en una gran actuación el 13 de octubre, en la que cortó tres orejas. Manzanares concretó una campaña en la que posiblemente su faena más maciza sucedió en la Feria de Julio de Valencia a un toro de Núñez del Cuvillo. Perera realizó una temporada a más, con un gran cierre en la Feria de Otoño y la de Castella fue desigual.

Roca Rey, quien el año pasado ya se situó en primera línea, tuvo que sobreponerse a varios percances en su segunda temporada como matador, dando un gran nivel en plazas de primera. Y entre los diez primeros del escalafón se situaron Cayetano y El Fandi. Otros diestros que han crecido profesionalmente de manera muy ostensible son Paco Ureña, Juan del Álamo, Juan Bautista, Román, Manuel Escribano, Pepe Moral, Emilio de Justo, Daniel Luque...

En 2017 hubo despedidas y retornos. Francisco Rivera Ordóñez Paquirri se marchó después de 22 años como matador de toros y Luis Vilches tras 17 temporadas. Otro torero que toma el testigo y abandonará los ruedos tras 2018 es Juan José Padilla, tras completar una temporada con regularidad. Pepe Luis Vázquez refrescó el ambiente en su reaparición con un toreo añejo que plasmó especialmente en Granada en un año en el que reaparecieron ocasionalmente Ortega Cano y Dávila Miura y José Pedro Prados El Fundi.

El panorama novilleril apenas ha tenido color. De todos los nuevos valores ha destacado en conjunto el venezolano Jesús Enrique Colombo.

En el rejoneo, Lea Vicens ha quedado líder en número de festejos y Hermoso de Mendoza y Diego Ventura han sido los rejoneadores más brillantes en un año en el que Ventura hizo historia el 17 de septiembre en Murcia con una grandiosa faena en la que se indultó al toro Perdido, de Los Espartales.

En el aspecto ganadero, las divisas más completas han sido Victorino Martín, Jandilla y Torrestrella. Y se han lidiado y desaprovechado numerosos toros sueltos.

Entre otros personajes relevantes del mundo del toro fallecieron, por orden cronológico, Manolo Cortés, Palomo Linares, Iván Fandiño -por cornada mortal y a quien rememoramos en un apartado especial-, Gregorio Sánchez, Dámaso González, Paquito Esplá y Victorino Martín Andrés.

En definitiva, una temporada 2017 en la que los veteranos Antonio Ferrera y Enrique Ponce, junto a Ginés Marín, como máxima revelación, han sido los diestros más interesantes.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios