El Fandi abre la puerta grande de Valdemoro

  • El granadino corta cuatro orejas, mientras El Cid pudo pasear un trofeo pero falló con la espada

David Fandila El Fandi salió en la tarde de ayer a hombros de la plaza de toros de Valdemoro tras cortar cuatro orejas de una corrida baja de raza de la ganadería de José Luis Pereda, en un festejo en el que El Cid estuvo a punto de cortar otro trofeo y Francisco Rivera Ordóñez, que completaba el cartel, no tuvo opción alguna de lucimiento.

El Fandi sorteó el lote que más se movió de la corrida de Pereda. El granadino, que cortó cuatro orejas, dio espectáculo y se mostró participativo durante todo el festejo: lucido con el capote lanceando, intervino en quites, levantó a los tendidos en el tercio de banderillas y llegó a poner cuatro pares al sexto toro de la suelta. En cuanto a la muleta, tuvo mayor consistencia el trasteo del granadino frente al tercero de la tarde. Por lo que hace a su faena ante el sexto que cerró plaza, Fandila hizo acopio de recursos para terminar de redondear su actuación en la localidad madrileña.

Una oreja pudo haber cortado Manuel Jesús El Cid del segundo toro, al que toreó con pulso y templanza en una faena en la que el diestro de Salteras se vio obligado a ponerlo todo de su parte, ya que el toro careció de emoción. El fallo del saltereño con los aceros le privó de pasear un trofeo en este primero de su lote. Fue una faena con buen aire, aunque sin obligar al toro en demasía, una labor sobre todo técnica del sevillano, que ligó los mejores muletazos de la tarde en Valdemoro, sin embargo lo , emborronó todo por culpa de su mala ejecución de la suerte suprema. Al quinto, simplemente fue imposible pegarle un pase.

Y Rivera Ordóñez tuvo que bailar con la más fea. Ninguno de sus dos toros se prestó al más mínimo lucimiento, y aunque puso ganas el torero, fue imposible resolver nada El segundo toro de su lote, así como los dos ejemplares que compusieron el lote de Rivera Ordóñez, carecieron de las cualidades necesarias para que los toreros diesen forma a una faena.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios