Clasicismo y rivalidad, con tres puertas grandes

  • Bohórquez, Hermoso de Mendoza y Ventura triunfan en Motril

El clasicismo de Bohórquez y la espectacularidad no exenta de rivalidad de Mendoza y Diego Ventura realzaron ayer en Motril unos tendidos que con once orejas premiaron el buen hacer de los jinetes.

Fermín Bohórquez templó de salida a sus dos toros, sin estridencias y con un solo castigo. En el primero midió muy bien los tiempos y los terrenos en banderillas, con un toreo clásico, buena monta y perfecta ejecución. A dos manos tras un pase en falso clavó el estribo, rueda clásica en las tres cortas y faena muy completa. Al cuarto toro lo hizo Bohórquez y tras clavar banderillas en lo alto dio paso a dos pares a dos manos muy reunidos que reflejaban lo más puro del jerezano.

Pablo Hermoso de Mendoza resultó espectacular en banderillas ante el segundo toro, sobre todo con las piruetas de Viti. Tres cortas volcándose y otros dos pares a dos manos con Pirata pusieron fin a una faena de gran emoción. En el quinto dio un recital de dominio, sobre con Silveti, caballo provocador, torero y majestuoso.

Diego Ventura no le fue a la zaga a Mendoza. Citó de lejos en el tercero y clavó banderillas en todo lo alto, pero con Morante provocando al toro llegó el momento más espectacular. La salida del sexto derribó a Poema de forma muy peligrosa, lo que hizo que saliera el coraje de Ventura y pisara unos terrenos muy comprometidos toda la faena. Citó hacia atrás y en tablas resultando emocionante pese a rozar la precipitación en algún pase.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios