Bolívar corta dos orejas y triunfa en la Corrida del Toro de Cali

  • El rejoneador Álvaro Montes pasea una oreja y Luque, saludos en un festejo de seis toreros

Tras la tradicional procesión de la Macarena por el ruedo de Cañaveralejo se celebró, en horario nocturno, la llamada "corrida del toro" -por lidiar un sólo ejemplar cada matador- en la que Luis Bolívar resultó triunfador saliendo en hombros en compañía del ganadero Santiago Uribe, hermano del presidente de la República de Colombia. Los toros de La Carolina, bien presentados y nobles. Alvaro Montes, oreja. Paco Perlaza, silencio. Sebastián Castella, oreja. Guerrito Chico, silencio. Luis Bolívar, dos orejas. Daniel Luque, saludos tras dos avisos.

Luis Bolívar, que recibió de rodillas con dos largas cambiadas al quinto de la noche, inició su labor muleteril con unos estatuarios para llevarse a continuación la tela a la mano izquierda, con la que dibujó dos series de buenos naturales. Pese a que el izquierdo fue el mejor pitón de la res, la faena mantuvo un tono excelente también cuando el torero manejó la franela con la diestra. Fue certero con la espada, siendo premiado con las dos orejas.

Encabezaba el cartel el rejoneador Álvaro Montes, que recibió a su adversario con garrocha ante toriles. Su faena constituyó un alarde de monta ante un animal que tuvo movilidad aunque con querencia a tablas. Consiguió arrancar una oreja.

El colombiano Paco Perlaza consiguió arrancarle los muletazos al segundo a base de dejarle siempre la muleta en la cara, fallando con la espada. Por su parte, el francés Sebastián Castella supo aprovechar el buen pitón derecho del tercero de la noche, al que mató de una casi entera, paseando un apéndice.

Por el contrario, el nacional Guerrita Chico no estuvo ni mucho menos a la altura del buen cuarto. Por último, el sevillano Daniel Luque tiró de ganas en la porfía con el que cerró plaza, con el que interpretó sus habituales series de cambiados por la espalda, que llegaron al tendido.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios