La guerra civil y el misterio comparten la jornada en el festival TV-Málaga

  • Una historia ambientada en la Galicia de la guerra civil, 'A mariñeira' ('La marinera'), de Antón Dobao, y una película de misterio, 'El mirall' ('El espejo'), de Álex Sampayo, comparten hoy la sección oficial en el segundo Festival Nacional de Cine y Ficción para Televisión TV-Málaga.

Una historia ambientada en la Galicia de la guerra civil, A mariñeira (La marinera), de Antón Dobao, y una película de misterio, El mirall (El espejo), de Álex Sampayo, comparten hoy la sección oficial en el segundo Festival Nacional de Cine y Ficción para Televisión TV-Málaga.

El telefilme dirigido por Dobao está basado en el relato "A mariñeira de Quilmas", de Darío Xohán Cabana, y forma parte del proyecto "Un mundo de historias", impulsado por la Televisión de Galicia (TVG) para crear producciones audiovisuales a partir de textos literarios.

La protagonista es María (Camila Bossa), que ve cómo su marido (Roger Casamajor) debe huir al monte al estallar la guerra civil, por lo que tendrá que sacar adelante a sus dos hijas y hacer frente al acoso de los poderes fácticos, encarnados por un falangista (Monti Castiñeiras), un cura (Antón Durán "Morris) y un hombre de negocios (Jordi Banacolocha).

Dobao cree que como director "lo importante es contar historias", independientemente del género o del formato, y lamenta que a veces se esté "condicionado por la idea que se tiene de los telefilmes como subproducto que se consume después de comer".

Esta historia producida para TVG y TV-3 se centra en Galicia, "donde se dice que no hubo guerra, pero el último guerrillero murió en los años 60", ha añadido Dobao, que ha explicado que el relato en el que se basa la película está basado en una historia real, el de una mujer que se vio obligada a pescar para subsistir al estar impedido su marido.

Camila Bossa ha calificado a su personaje como una mujer "abocada a enfrentarse a la situación, que crea una estrategia, como todas las mujeres, para salir adelante", por lo que considera que se trata "de un gran homenaje a todas las mujeres, que son las heroínas cotidianas".

Por su parte, Álex Sampayo, que se califica a sí mismo como "un fan de las películas de género", se ha adentrado en el misterio con El mirall, un proyecto que nació inicialmente para ser rodado en Galicia con un reparto de actores gallegos pero que después se decantó hacia Cataluña por cuestiones de financiación.

Sampayo ha lamentado que los telefilmes sean "demasiado familiares, porque no puede haber demasiado miedo ni sangre ni ahondar demasiado", y ha admitido que le habría gustado "tener más libertad para dar más miedo".

A su juicio, uno de los "grandes problemas" de los telefilmes actualmente es "la poca libertad creativa", porque surgen "por y para la televisión y con cánones televisivos, que se alejan bastante de los cinematográficos".

En esta historia, producida para TV-3 y TVG, manejó "muchos referentes" y revisó las películas que le "habían gustado de pequeño", aunque "el referente más importante fue Hitchcock al construir el suspense y crear el personaje de la protagonista".

En El mirall, Sonia (Leticia Dolera), una joven que vive una crisis en su matrimonio, compra en una subasta de antigüedades un espejo que estuvo instalado en un hotel y pronto descubre que no sólo le muestra su reflejo, sino supuestas imágenes del pasado que le descubrirán un asesinato.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios