"Las cadenas dan poco margen a las series para que se asienten"

  • El actor Daniel Freire graba en estos días la versión española de 'Doc Martin', en la que encarna a un ex roquero, mientras que Telecinco emite otra de su serie, 'MIR'

Comentarios 2

Daniel Freire aparece de frente con el pelo revuelto y los ojos entornados, como si buscara algo:

-¿Eres de prensa, verdad?

Al fondo están el resto de los actores, haciéndose fotos y hablando de la ficción que les ha traído a este paisaje de acantilados vestidos de hierba y que se precipitan al mar de Lastres, en Asturias. Daniel tuerce el gesto, mira la grabadora y espera. Uno, dos, tres,... silba, se rasca la frente, mira hacia detrás, él no tiene que hacerse más fotos, y espera. Quiere hablar de su nueva serie, de la versión española de Doc Martin, que graba en este pequeño pueblo asturiano. La que llegará en otoño a Antena 3. La que protagonizan Gonzalo de Castro y Natalia Verbeke, los de las fotos, junto a Rosario Pardo y Alex O'Dogherty. Daniel quiere decir que por fin ya no hace de galán. Y que este papel, el de un ex roquero que regenta una taberna, no tiene nada que ver con el que hace en MIR. Quiere que le pregunten por todo eso. Es lo que busca. Y así da comienzo una entrevista a la ligera.

-¿Cómo es su personaje en esta serie que llegará a Antena 3?

-Se llama Tom y es alguien que no es del pueblo, ha llegado aquí por circunstancias de la vida.

-¿Circunstancias de la vida?

-Él es un ex roquero y por ciertos hechos que ocurren decide venirse al pueblo donde fue feliz una noche, viene a buscar a la chica que cuida el bar...

-¿Como la canción de Sabina?

-Exacto. Y cuando va al pueblo ya no está, como la canción de Sabina, y entonces decide quedarse. Él forma un vínculo de amistad más cercano al doctor Mateo.

(El doctor Mateo Sancristóbal, al que da vida Gonzalo de Castro, deja atrás su pasado como cirujano en Nueva York y recala en este pequeño pueblo de Asturias para ejercer de médico de familia, por un problema personal, lo que le convierte en alguien frustrado)

-Si el doctor se lleva mal con todo el mundo ¿por qué con usted no?

-Porque somos los dos extraños del pueblo.

-¿Aquí no eres el galán?

-No, no.

-¿Contento por eso?

-Mucho. El personaje es muy lejano, tiene una expresividad muy diferente a la mía, tiene una voz rara, muy arrastrada, pero es por una enfermedad que le descubre el médico. Aunque la verdad es que me da miedo no hacer de galán, juego desde otro lugar.

-¿Y vive de las rentas su personaje?

-No (Risas). Tiene una taberna. Aquí en Lastres están grabando los exteriores, está genial, muy conseguido. Y el interior es en Madrid, ya en plató.

-Vuelve a tener que ver con la medicina, antes con MIR y ahora con esta versión de Doc Martin que hace Notro Televisión...

-Pero de lejos. Aquí en la versión de Doc Martin me pilla de lejos, soy yo el que va a un hospital por un problema y es otro el médico.

-Hablando de MIR, ¿qué pasa con esa segunda temporada? (Comenzó en enero y fue retirada por escasa audiencia, en marzo la repusieron y volvieron a quitarla, y ahora Telecinco la ha colocado los jueves por la noche)

-La verdad es que noto más impaciencia, las cadenas dan poco margen a las series para poder hacer su público, para que se asienten. Yo no creo que dos millones de espectadores sean para despreciar, hay quien lo valora más y quien menos, y es respetable.

-Pero las cadenas son empresas, al fin y al cabo...

-Claro, las series se generan en principio no tanto por lo que se quiera contar como por obtener la tanda publicitaria, ellos miran desde otros intereses que chocan con el de los actores.

-¿Ha visto Doc Martin?

-Sí, he visto tres capítulos de esta serie inglesa.

-¿Y?

-Me gustó pero no tiene mucho que ver con la adaptación española.

-¿No?

-Tienen un humor diferente y los personajes son mucho más mayores. El mío, por ejemplo, tiene 60 años, y aquí unos 47.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios