Flo a la hora de comer

  • El actor que se dio a conocer en 'Esta noche cruzamos el Mississippi' se estrena en Cuatro tras quince años en primera línea

Comentarios 1

Florentino era el compañero regordete de clase que los matones del descampado le hacían morder el polvo de vez en cuando. No era el más ágil de la pandilla, por lo que prefirió en aquel Leganés de su infancia y en el alcarreño Sacedón de sus veranos destacar por sus imitaciones de ruidos insospechados. Flo (Madrid, 1972) no era el más diestro jugando al fútbol, pero reunía a los colegas con sus espectáculos callejeros. Terminó los estudios y mientras se ganaba un sueldo como vigilante jurado intentaba hacer sus pinitos escénicos. En esas Pepe Navarro le vio y le dijo que cruzara con él el Mississippi noctámbulo de Telecinco hace quince años. Hoy Pepe, automaltratado con su soberbia y zamarreado por muchos medios, devuelve visita y será el primer invitado de Tonterías las justas, el magacín de sobremesa de Cuatro, la enésima prueba de la cadena en esa franja. Florentino, criado en los platós de Globomedia, se enfrenta directamente a sus primos hermanos de La Sexta, los de Sé lo que hicisteis, Miki Nadal y Patricia Conde.

Con Patricia, cuando era simplemente la mofletuda Requete, y con Miki, cuando era una triste ficha azul, además de con Javier Capitán o Felisuco, Flo vivió una de sus mejores etapas profesionales, la de su proyección: la de las noches de El informal. El desinformativo diario de Telecinco fue un formato adelantado a su tiempo, a finales del siglo pasado, donde cabía de todo debidamente aliñado con humor o sosa cáustica. Se estrenó de puntillas en julio del 98, como relleno, y fue despedido con honores en 2002.

Florentino salió fortalecido de aquellos directos, con los sketches hechos a contrarreloj, doblajes de tirabuzón y parodias de videoclips. Lo mejor que le pudo pasar a El informal en su momento fue que se marchara con sus humos Inma del Moral para que descubriéramos a Patricia Conde. La vallisoletana aprovechó la oportunidad, como hizo el propio Flo y su compadre Miki. El monstruo de Leganés tuvo su propio programa en 2003, El show de Flo, en La 1, después de una floja temporada en Siete vidas. Con el programa en TVE no tuvo mucha fortuna, pero Globomedia experimentó cosas que después hemos visto en otros canales. Flo no había sido líder de audiencia, pero había crecido (profesionalmente) y protagonizaba incluso películas como Isi/Disi junto a Santiago Segura. Apretando tuercas de guasa tuvo otros proyectos posteriores que no llegaron a brillar pero que amasó incondicionales, como UHF, en Antena 3, o Splunge, en La 1. Aquel avispado rechoncho que fue Lucas Grijander o Krispín Klander (lo más salvable de aquella Noche del pelícano de Navarro en Antena 3 en 1997) se las tuvo que ver en los juzgados con su imitado, Chiquito de la Calzada, y desde entonces lleva quince años en primer línea de fuego televisivo.

Su penúltima aventura fue reengrasar el fenómeno Martes y Trece y formó pareja con Josema Yuste en TVE. Pero todos echábamos de menos a Millán Salcedo. Flo apela a los buenos ratos que hemos pasado con él. Parece que está un tanto a la baja y que esta oportunidad de Cuatro es tan importante para la cadena como para este tipo de gafas y sonrisa, que timonea un encargo de su amigo Pablo Motos. Difícil reto eso de Tonterías las justas.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios