Flashforward 2020

  • La década que se inició con 2010 estuvo marcada por la contención presupuestaria y las fusiones, la implantanción de la alta definición y la deslocalización hacia Hispanoamérica de las series españolas

Comentarios 1

La década comenzó con el apagón analógico y las fusiones de las grandes cadenas comerciales. Estos años (según un vistazo a lo flashforward) concluyen con la implantación total de la alta definición y con un descenso en el consumo televisivo a costa de la diversificación de las nuevas tecnologías. El televisor ha dejado de ser un simple monitor y para más de la mitad de los 50 millones de españoles es la pantalla integral de la casa que incluye internet y servicios de teleasistencia. En una sociedad en la que se han fortalecido los valores conservadores, la programación que emiten las principales cadenas generalistas es seguida sobre todo por los abundantes jubilados, acostumbrados al hábito de la televisión convencional. La programación en su mayor parte está destinada a ellos, ya que los jóvenes y los niños prefieren la televisión a la carta, los contenidos mediante descargas directas virtuales y cuando optan por un canal se decantan por los espacios de interactividad en tiempo real. La audiencia decide en cualquier instante qué contertulios entran o salen de los programas y qué tema abordar. Los realities, un formato muy rentable, siguen proliferando pese a las críticas por los excesos de algunas situaciones, como la de retransmitir la vida en psiquiátrico o en una prisión reales.

Susanna Griso es la presentadora favorita para esa legión de mayores de 60 años que se decanta por la televisión de siempre. El magacín de Griso en Telecinco, tras un multimillonario fichaje, la convirtió desde mediados de la década en el rostro favorito de los espectadores. Telecinco es uno de los pocos 'supercanales' de la oferta en abierto. Los programas polémicos siguen marcando su parrilla vespertina y nocturna. En ficción uno de sus últimos éxitos ha sido una coproducción europea que retrata cómo funcionaban en décadas atrás los comandos terroristas de ETA y las cañerías de la política. Los remakes de Médico de familia, Periodistas y Los Serrano pasaron recientemente con más pena que gloria y, pese a su fulgurante éxito inicial, la 'dramedia' sobre una mujer de negocios protagonizada por Penélope Cruz, en coproducción con una cadena norteamericana, fue cancelada en su segundo año.

La contención presupuestaria de unos canales que han de apurar su cuenta de gastos obliga a la deslocalización de las grabaciones de más de la mitad de las series españolas. En Argentina se rueda desde hace unos años, para un canal premium de pago de la TDT, la serie de ciencia ficción protagonizada por uno de los ídolos de las adolescentes, Ricardo Gómez. Tras dejar Cuéntame cómo pasó y probar en un serial en la sobremesa de TVE, interpreta en esta también coproducción con un canal hispano de Estados Unidos al jefe de un equipo que trabaja en geometría cuadrimensional. Un antiguo compañero de Cuéntame, Santiago Crespo, que encarnaba a Josete, triunfa con una delirante telecomedia que algunos comparan como el Friends español y que se graba en Colombia.

Los informativos de 2020 tienen un nombre fundamental: Ana Pastor, la conductora del Telediario 2, que sigue siendo el programa de más prestigio para una TVE que sufrió los problemas de la ley de financiación, al llegar a los tribunales la demanda de las empresas de telecomunicación. La cadena pública no lidera ahora los índices de audiencia, pero La 1 mantiene su dominio en los noticiarios y programas de debate, además de una buena producción de series históricas, su gran filón, como las dedicadas a los comuneros, a la invasión musulmana o al convulso reinado de Fernando VII. La producción de series animadas es otro de los valores de la cadena pública. Las audiencias casi testimoniales de los canales culturales de RTVE están siendo de nuevo cuestionadas airadamente por el desembolso que supone esa oferta minoritaria. Canal Sur, que sigue en la picota por su abultado presupuesto, comparte cada vez más la programación de su único canal generalista con otras autonómicas y ha ido aumentando hasta las dos horas diarias las desconexiones provinciales. Las televisiones locales on line son la principal competencia en la información más cercana. La andaluza mantiene con éxito el serial más veterano de la tele en España, Arrayán. Antena 3, otro de los 'supercanales' privados en abierto, ofrece las retransmisiones estelares, de interés general, del deportivo La Sexta. En el late night de la cadena que cumplirá 30 años en este 2020 la estrella es Ángel Martín, que conduce un magacín satírico heredero del desaparecido Sé lo que hicisteis. Su principal rival está en el canal juvenil Cuatro: Pablo Motos, que remata las noches después de un maratón de sitcoms norteamericanas para atraer a jóvenes espectadores cada vez menos identificados con el televisor de siempre.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios