Andalucía

Un tercio de las quejas dirigidas al Defensor del Pueblo Andaluz se tramitan ya por internet

  • Este es un servicio pionero entre estas instituciones en España, aunque el responsable de este organismo, José Chamizo, ha reivindicado el "trato humano, la relación directa" con el ciudadano.

En 2007, el número de consultas a través de internet siguió creciendo hasta alcanzar 1.380.000 visitas y, de 3.000 quejas tramitadas en el año 1999 por vía telemática, se ha pasado a un total de 203.452, un crecimiento "exponencial".

Chamizo ha ofrecido estos datos durante su comparecencia ante la Comisión de Gobierno Interior del Parlamento de Andalucía para presentar el informe anual de la institución, correspondiente a la gestión realizada en 2007, ejercicio en el que las quejas aumentaron un 2 por ciento hasta situarse en 5.685, lo que confirma una tendencia "moderada" de crecimiento.

Educación, con 652 reclamaciones, Medio Ambiente (531) y Salud (472) acaparan el mayor número en 2007, año en el que las quejas de oficio aumentaron hasta alcanzar las 337 iniciadas.

El pasado año se elaboraron, además, varios informes especiales, relativos a los menores con trastornos de conducta, la atención a las personas mayores dependientes y una guía de los derechos de los usuarios de las tecnologías de la información.

Por su parte, la Oficina de Información del Defensor del Pueblo Andaluz atendió 6.710 consultas, un apartado que se mantuvo estable.

Entre las quejas más significativas, Chamizo ha destacado las relacionadas con la contaminación acústica y, aunque ha admitido que hay una mayor intervención de los ayuntamientos ante las denuncias, ha lamentado la "dejación y connivencia" de algunas autoridades.

Aunque se ha registrado un "sensible" descenso en el número de botellones, Chamizo ha alertado de las posibles consecuencias lesivas de recintos como los botellódromos para la salud de los menores y ha dicho que no se debe renunciar a opciones "más sanas de diversión" para la juventud.

El Defensor, que ha anunciado que en breve se presentará el informe anual del Defensor del Menor, ha adelantado que de sus datos se deduce la necesidad de trabajar en sistemas de mediación de conflictos.

La carencia de recursos sanitarios para afrontar el tratamiento terapéutico de menores con transtornos de conducta es uno de los problemas que refleja el informe, así como la "alarmante" descoordinación entre profesionales relacionados con el problema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios