Videojuegos, cuestión de instinto

  • Un estudio constata que los hombres se enganchan más que las mujeres porque experimentan más satisfacción.

Comentarios 1

Los videojuegos son tecnología punta aplicada a sonido, gráficos y controles de infarto. Sin embargo, la explicación del éxito de este ocio, que parece no tener rival a la hora de transmitir inmersión y emoción al usuario, podría ser tan básica como el instinto animal y primitivo de la naturaleza humana. Además, los hombres son más seguidores de esta forma de ocio por tener más "deseos de conquista"que las mujeres y por demostrar más "ganas de ganar" mientras juegan.

Los hombres son de dos a tres veces más propensos a "engancharse" a los videojuegos que las mujeres, según una encuesta de la consultora Harris Interactive realizada en 2007, además de que ambos sexos prefieren géneros distintos.

El motivo de esta diferencia de adicción al juego y de gustos está en los estímulos que los jugadores reciben a consecuencia de su propia naturaleza. Un estudio publicado en la publicación Journal Psychiatric Research, constata que los cerebros masculinos activan las regiones cerebrales asociadas a la adicción y la satisfacción cuando llevan a cabo determinadas acciones virtuales en mucha mayor medida que las mujeres. De esta forma, resulta lógico a la par que primario: a mayor satisfacción, más ganas de jugar.

Buscando la causa de esta diferencia de gustos y por qué los hombres se "enganchan" más a los videojuegos, un trabajo de la Standford University School of Medecine (EE.UU) ha estudiado, en función de su sexo, la actividad cerebral de varios sujetos mientras juegan. Se trata del segundo estudio de este tipo liderado por el profesor Allan Reiss que en febrero concluyó uno llevado a cabo con un sencillo videojuego diseñado para tal fin.

Aquel trabajo demostró que los hombres se veían más motivados que las mujeres para conquistar territorios, ya que el juego se basaba en ir ganando terreno con unas fichas. Ahora, Reiss ha llevado su hipótesis a un estudio elaborado con videojuegos convencionales y comerciales. Las conclusiones de este último experimento son que, a pesar de las mujeres comprendían de la misma forma los objetivos del juego, "no se sentían tan motivadas para ganar como los hombres", explicó Reiss en declaraciones a la publicación científica recogidas por Otr/press.

Mayor satisfacción

Los científicos monitorizaron la actividad cerebral de los participantes en el experimento, mientras jugaban con distintos videojuegos. De esta forma, los participantes mostraron una gran actividad en el centro mesocorticolímbico del cerebro, la región más asociada a la obtención de satisfacción y el desarrollo de adicciones. Sin embargo, los cerebros de los homres mostraro una actividad mucho mayor que los de las mujeres a medida que progresaban en sus juegos.

A tenor de estos resultados, Reiss dijo: "estas diferencias entre géneros podrían ayudar a explicar por qué los hombres se sienten más atraídos y son más propensos a sentirse 'enganchados' a los videojuegos". A su vez, relacionó el comportamiento de los jugadores masculinos con la Historia: "Creo que es justo decir que los hombres tienden a ser más territoriales. No hay que ser un genio para darse cuenta quiénes son los grandes tiranos y conquistadores de la historia de nuestra especie".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios