Skype busca generalizar las videollamadas de bajo coste

  • Una nueva versión del popular programa facilita las conversaciones acompañadas de vídeo a bajo coste, gratuitas si se llama a otros usuarios de 'Skype'

Más de 309 millones de usuarios registrados a lo largo de los últimos cinco años dan fe del éxito y la eficacia del programa 'Skype'. Basado en la máxima del bajo coste en las llamadas, este sencillo programa informático lanza ahora una nueva versión que pretende generalizar las videollamadas a través del ordenador.

Los programas de 'chats' y de llamadas a través de internet y del ordenador que incorporan la posibilidad de ver al que está del otro lado, poco a poco van ganando terreno. Skype quiere dar el último empujón a esta nueva forma de comunicarse y se ha puesto como objetivo generalizar las videoconferencias.

La descarga de la última versión de 'Skype' -una versión 'beta' o de prueba- está disponible desde hoy de forma gratuita. Para poder acceder a todas las prestaciones de esta versión, los usuarios deberán utilizar el sistema operativo de Windows -aunque existen versiones anteriores para otros como Mac o Linux- y tener una conexión media de 90 Kbps, la velocidad estándar y más que suficiente para establecer una videollamada satisfactoria.

El referente anterior a esta versión es la que la compañía lanzó en 2005, que ofrecía la posibilidad de acceder a una videoconferencia pero con una pantalla muy pequeña y como una prestación accesoria y sin relevancia. A pesar de que Skype no lo ofreció como un servicio estrella, el 28 por ciento de las llamadas actuales ya lo utilizan. Ahora, Skype espera que la novedad de una pantalla completa con mayor resolución y un interfaz más intuitivo conseguirán que nuevos usuarios comiencen a probarlo.

Barato y hasta gratuito

El mecanismo de funcionamiento de Skype y sus llamadas de bajo coste es muy sencillo. El usuario se descarga el programa, crea una cuenta, compra crédito a través de su tarjeta de crédito o débito y, acto seguido, puede llamar a cualquier teléfono móvil o fijo del planeta. Si, por el contrario, conoce a otros usuarios, puede llamarles de forma gratuita y sin límite a través del mismo programa.

Skype fue creado en 2003 por Niklas Zennström y Janus Friis, dos informáticos escandinavos. Previendo el éxito de este programa, la empresa de subastas on-line Ebay se hizo con él por 2.100 millones de euros. Desde entonces su uso se ha extendido por los cinco continentes y se han creado 309 millones de cuentas de usuarios. Con sede en Luxemburgo, los servidores de Skype pueden soportar las comunicaciones de 12 millones de usuarios conectados al mismo tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios