Biotecnología para producir "alimentos sostenibles"

  • La biotecnología podría ser la solución al aumento de los precios de los alimentos y productos básicos en todo el mundo según la Fundación ANTAMA.

Comentarios 1

La biotecnología puede convertirse en una de las soluciones al incremento de los precios de los alimentos y productos básicos en todo el mundo y sobre todo a la escasez de éstos, -la demanda está muy por encima de la oferta-, según se desprende de las conclusiones de una jornada de trabajo sobre este asunto que esta mañana celebró en Madrid Fundación ANTAMA, la Fundación para la Aplicación de Nuevas Tecnologías en la Agricultura, el Medio Ambiente y la Alimentación.

"La agricultura debe recuperar, a través de los nuevos avances tecnológicos, los niveles de rentabilidad que nunca debía haber perdido", explicaron algunos de los asistentes a este encuentro; entre ellos representantes de asociaciones de consumidores y amas de casa, técnicos y expertos en alimentación o pequeños agricultores.

Y es que, el incremento de los precios de las materias primas registrados durante los últimos años a nivel tanto nacional como internacional "ha abierto una vez más el debate sobre los nuevos retos a los que se enfrenta la agricultura en el siglo XXI a la hora de producir alimentos sanos, seguros, a precios asequibles y obtenidos mediante una agricultura sostenible con el medio ambiente", señaló el autor de un Informe sobre este asunto de la Universidad San Pablo CEU, el economistas Gonzalo Sanz-Magallón.

Según explicó este experto, esta subida en la demanda de productos básicos de alimentación como maíz, arroz, soja, etc, "ha desencadenado una progresiva reducción de los 'stocks' alimentarios en todo el mundo desde el año 2000". "A día de hoy, el precio de numerosos alimentos básicos han alcanzado niveles históricos al venderse un 60% más caros que hace dos años", aseveró. 

Según este informe, los principales factores que explican este comportamiento del mercado mundial agrario son, entre otros, la moderación en el ritmo de crecimiento de la productividad agraria, la reducción continuada de la cantidad de tierras dedicadas a usos agrario, el incremento poblacional a nivel mundial -y por tanto de la demanda alimenticia- o el aumento productivo de biocombustibles en el continente norteamericano para lo que se usan productos como el maíz -especialmente en EEUU, principal exportador de este cereal-.

Por productos, el mayor incremento se ha producido en los últimos años en la leche (27,8%), mantequilla y margarina (19,3%), pasta alimenticia (18,1%) y arroz (15,1%). Otros productos que se han encarecido por encima del 10% son las legumbres y hortalizas secas, los huevos, quesos, pan, las frutas frescas, las harinas y cereales, y otros productos lácteos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios