Un total de 118 personas murieron en 2007 a causa de la violencia doméstica

  • Un informe del Poder Judicial desvela que 74 de esas víctimas fueron mujeres fallecidas a manos de sus parejas o ex parejas. La cifra es un 23% superior a la del año anterior.

En la cifra global se incluyen todas las víctimas, tanto las de violencia doméstica -hijos, hijas, madres, padres, abuelos, abuelas- como las de tipo machista (en el ámbito de la relación de pareja o ex pareja, mujeres con vínculo matrimonial o análoga relación de afectividad, presente o pasada).

De los 118 fallecidos, 99 fueron mujeres, y 16 eran menores de edad: once niñas y cinco niños. En el 81 por ciento de esos casos (60), las mujeres mantenían una situación de convivencia.

En 2007, la ciudad donde se produjeron más muertes violentas fue Madrid, con 17 víctimas, seguida de Barcelona, con ocho, y Valencia, Toledo y Alicante, con siete.

El porcentaje de casos en que agresor/a y víctima eran extranjeros/as supuso el 30% -doce puntos más que en 2006-, y en el 58,2% de los casos ambos eran de nacionalidad española.

Dentro de la violencia machista el porcentaje respectivo es del 31,5 por ciento de muertes en que agresor y víctima son extranjeros y el 55,4 por ciento en los que ambos son españoles.

En este apartado, dice el CGPJ, se observa un aumento "bastante acentuado" del número de muertes por violencia machista en las que agresor y/o víctima son extranjeros: el porcentaje alcanza el 38,4 por ciento de los casos, y 31,5% en que ambos eran extranjeros.

Ello repercute en que las muertas por violencia machista entre las españolas en las que el agresor también es español han bajado (nueve puntos menos que en 2006).

Por otro lado, en el 11,8% de los casos de violencia doméstica, el agresor se suicidó tras cometer el crimen, un porcentaje que disminuye a un 9,6% en la violencia machista.

Los órganos judiciales conocieron denuncias previas al posterior asesinato en un 29,9% del total de casos, en su mayoría de violencia machista.

En cuanto a las fuentes de denuncias previas -referidas al 29% de los casos en que hubo antecedentes de violencia doméstica o machista y que acabaron en muerte-, el 68,6% de los procedimientos se iniciaron por denuncia ante los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, el 25,5% por atestado de oficio y el 2% por denuncia ante el órgano judicial.

De los 32 casos de muerte precedidos de denuncia previa, 27 de ellos iban referidos a violencia machista.

Las medidas cautelares de protección a las víctimas se solicitaron sólo en procedimientos por violencia machista.

Aplicando la tasa de homicidios/asesinatos por cada 100.000 habitantes, las comunidades en las que se han producido mayor número de víctimas por violencia machista son Cantabria, Castilla La Mancha y Canarias.

Las nacionalidades con mayor número de muertas son Rumanía, Brasil y Ecuador, y las de los agresores, Rumanía, Marruecos y Ecuador.

Porcentualmente, el 37% de las españolas muertas por su pareja o ex pareja habían interpuesto alguna denuncia previa a la muerte; en el caso de las extranjeras el porcentaje fue del 28,6 por ciento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios