Un terremoto de 7,8 grados provoca en China casi 10.000 víctimas mortales

  • El seísmo que ayer sacudió el suroeste del país, sobre todo la provincia de Sichuan, es el peor que se ha registrado en 30 años · Son muchas las zonas afectadas y se teme que las víctimas sigan aumentado

Cerca de 10.000 personas han muerto en el terremoto de 7,8 grados en la escala abierta de Richter que ayer sacudió el suroeste de China, el peor en 30 años en el país asiático, según fuentes oficiales. El último balance oficial hablaba de al menos 8.700 víctimas, pero posteriormente la agencia oficial Nueva China habló de casi 10.000 víctimas mortales.

Además, más de 10.000 personas han resultado heridas, según las cifras provisionales de la oficina gubernamental para la coordinación de las labores de rescate que se ha constituido en la provincia de Sichuan, la más afectada.

Se teme que el balance siga aumentando, ya que se está produciendo al recuento del número de víctimas en otras zonas afectadas.

De hecho, al cierre de esta edición las autoridades aún no han conseguido acceder al condado de Wenchuan, donde se localizó el epicentro del terremoto y que cuenta con una población de unas 112.000 personas. En el de Beichuan, próximo a Wenchuan, el número de muertos se estima en más de 3.000 ya que el 80% de los edificios quedaron destruidos por el primer temblor y las réplicas que se sucedieron.

Las cifras de víctimas van llegando con cuentagotas, aunque las localidades a un radio de menos de 100 kilómetros del epicentro ya han asegurado que la devastación es inmensa y los muertos se cuentan por miles.

Sólo en Beichuan, a unos 50 kilómetros al noreste de Wenchuan, se cifran entre 3.000 y 5.000.

En Dujiangyan, una turística ciudad donde se encuentra la obra hidráulica más antigua del mundo, un instituto se derrumbó atrapando en su interior a unos 900 estudiantes. Los servicios de rescate de esa ciudad han recuperado por el momento 50 cadáveres en los escombros.

Entretanto llegaron a través de la agencia estatal, Xinhua, nuevas cifras de muertos en provincias que en algunos casos se encuentran a cientos de kilómetros de allí: 57 en Shaanxi (centro norte), 26 en Gansu (noroeste) y 50 en Chongqing.

El fuerte seísmo se notó en buena parte de Asia oriental, incluyendo ciudades a casi 3.000 kilómetros de Wenchuan, como Hanoi (Vietnam), Bangkok (Tailandia) o las metrópolis de Pekín o Shanghai, en donde cientos de personas salieron de sus casas alarmadas por el temblor. En las tres horas posteriores al terremoto, los centros sismológicos nacionales detectaron más de 300 réplicas, algunas de hasta seis grados.

El terremoto, que golpea a un país que intentaba entrar en una atmósfera festiva con ocasión de los Juegos de Pekín 2008, ha producido el corte de las comunicaciones por móvil en muchas de las zonas afectadas, además de los servicios de internet. Aeropuertos de ciudades como Chengdu cerraron temporalmente, y muchos vuelos desde o al oeste y centro de China fueron suspendidos.

Las provincias afectadas por el terremoto suman una extensión de más de 1,3 millones de kilómetros cuadrados, donde viven más de 200 millones de personas.

Cerca del epicentro se encuentra una de las principales reservas de osos panda de China, en Wolong (con la que se ha perdido la comunicación), y más al este la Presa de las Tres Gargantas, aún en obras, que según los expertos no ha sufrido daños.

En la misma zona del norte de Sichuan, un terremoto de menor intensidad (7,5 grados) ocurrido en 1933 causó 9.000 muertos. El peor terremoto sufrido por China en las últimas décadas fue el que en 1976 asoló la ciudad de Tangshan, a unos 200 kilómetros al sureste de Pekín, de 7,8 grados y que causó entre 240.000 y 280.000 muertos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios