Una nueva técnica haría innecesarios los inmunodepresores tras los trasplantes

  • El doctor James Hutchinson, declaró que aunque la técnica está aún en una fase preliminar, los resultados en 17 pacientes están siendo prometedores

Una nueva técnica podría hacer innecesarios los poderosos  medicamentos suministrados a los pacientes de trasplantes para  evitar el rechazo del órgano o tejido trasplantado. Los  medicamentos inmunosupresores son necesarios para prevenir el  rechazo del sistema inmune, pero pueden ocasionar efectos  secundarios. En ocasiones no evitan que con el tiempo el  organismo rechace el nuevo órgano. 

La técnica, desarrollada por la Universidad de Schleswig- Holstein, en Alemania, consiste en el aislamiento y  modificación química de un tipo de célula de glóbulo blanco del  donante. Una vez modificadas en el laboratorio, estas células  ganan la capacidad de destruir aquellas del sistema  inmunológico del paciente generadoras del rechazo. A la vez,  activan la acción de otro tipo de célula que desempeña un papel  beneficioso en la aceptación por parte del organismo de un  órgano o tejido extraño. Luego, estas células del donante se  cultivan junto con otras del receptor para finalmente  inyectarse en el paciente. 

El doctor James Hutchinson, quien encabezó el equipo  investigador, declaró que la técnica está aún en una fase  preliminar. Sin embargo, los resultados en 17 pacientes son  prometedores.

Uno de los pacientes incluso permaneció durante ocho meses  sin recibir medicamentos inmunosupresores. A otros se les  suministraron dosis bajas. En palabras de Hutchinson, con la  técnica "se podría ofrecer a los pacientes de trasplantes una  mucho mejor calidad de vida, libre de una medicación compleja". 

Keith Rigg, vicepresidente de la Sociedad Británica de  Trasplantes, manifestó que "se trata de una labor interesante  que tiene el potencial de reducir tanto el riesgo de rechazo  como la dosis de medicamentos inmunosupresores, todo lo cual es  una buena noticia para los pacientes". 

Rigg agregó que "se necesita desarrollar y pulir más la  técnica pero el proceso presenta un gran potencial". Por esa  razón "se seguirá con mucho interés" el desarrollo de esta  nueva práctica médica. Los detalles de la investigación de la  Universidad de Schleswig-Holstein aparecen publicados en el  último número de la revista especializada Transplant  International.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios