El sumario del caso Madeleine no revela la implicación de sus padres

  • El informe, divulgado ayer, subraya la total falta de pruebas de la investigación

Comentarios 1

El sumario del caso Madeleine, divulgado ayer, confirma que no existe ninguna prueba concluyente en torno a las circunstancias de la desaparición, en mayo de 2007, de la niña británica, a la que se considera "probablemente" muerta. Asimismo, destaca que las acusaciones contra Kate y Gerry McCann acerca de su posible papel en la desaparición de su hija se basaron en evidencias que no pudieron ser confirmadas.

Los 17 volúmenes del sumario, con un total de más de 4.000 páginas y documentos anexos, recogen las sospechas de los investigadores de que los padres de Madeleine, estuvieron involucrados en la posible muerte de la pequeña.

Los archivos incluyen correspondencia acerca de las muestras de ADN tomadas en el coche de alquiler de los McCann en la localidad turística de Praia da Luz, en el Algarve, donde Madeleine desapareció el 3 de mayo de 2007, cuando estaba a punto de cumplir cuatro años.

Por su parte, la Fiscalía considera que aunque se admitiese como hipótesis que Gerry y Kate McCann pudiesen ser los responsables de la muerte de la niña, faltaría por explicar cómo, por dónde, cuándo, con qué medios, con la ayuda de quién y en dónde se deshicieron del cuerpo en tan corto espacio de tiempo del que, para eso, habrían dispuesto.

El sumario también recoge las fallidas presiones de la policía lusa en los interrogatorios realizados en septiembre a los padres para intentar que confesaran, haciéndoles pensar que sí tenían pruebas sobre la ocultación y el traslado del cadáver de la niña. Además, presenta las sospechas de los investigadores sobre las incongruencias y contradicciones en los testimonios de la pareja y los amigos británicos que cenaban con ellos aquella noche.

El informe final del caso, que fue oficialmente archivado sin acusación alguna el mes pasado, insiste en que los exámenes de un laboratorio de Gran Bretaña, no ratificaron las sospechas contra los McCann. También quedó libre de cargos el otro sospechoso, el británico Robert Murat.

Por su parte, el Ministerio Fiscal libró también a los McCann, de una posible negligencia delictiva por dejar solos en un apartamento de vacaciones del sur de Portugal, a Madeleine, de tres años y a sus otros dos hijos gemelos, de dos años, la noche en que la niña desapareció, mientras la pareja cenaba en un restaurante cercano. "Los padres ya tienen una pesada pena sobre ellos por el descuido de dejar a los niños sin vigilancia y protección", resalta el informe.

La Policía portuguesa primero siguió la pista de una desaparición, pero luego señaló que lo más probable era que la niña estuviese muerta, pero indicaron desconocer las circunstancias en que se produjo su supuesto deceso.

La investigación fue dirigida por los fiscales Joao Melchior Gomes y José de Magalhaes, cuya conclusión es la total falta de pruebas sobre el destino de la niña británica.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios