Un sindicato policial denunció repetidamente las irregularidades en Coslada

  • Siete de los detenidos han sido puestos en libertad con cargos, mientras que hoy otras dos personas fueron arrestadas. El CSI-CSIF dice que había demandado al 'sherif' Gines, el oficial jefe de la Policía Local.

El sindicato de funcionarios CSI-CSIF contradijo hoy la versión del alcalde de Coslada, Ángel Viveros, quien ayer señalaba que no tenían conocimiento de denuncias contra la Policía Local, señalando que ellos sí que habían presentado varias demandas en el pasado asegurando que existían irregularidades en la dirección de la Policía Local por parte de su único oficial jefe, el ya conocido como 'sheriff' Ginés Jiménez. Mientras, las investigaciones policiales continúan y hoy dos personas más eras arrestadas, dejando en 24 el número de implicados. Los que fueron detenidos ayer pasarán durante el fin de semana a disposición judicial. Ayer lo hicieron siete de ellos, que hoy eran puestos en libertad con cargos.

"Ante la situación del cuerpo de Policía Local de Coslada, CSI-CSIF lleva años denunciando esta situación ante las diferentes Corporaciones, así como las irregularidades que desde la Jefatura de la Policíase venían cometiendo, denuncias de las que, como es natural, hay constancia escrita", señala el sindicato en un comunicado. En la nota se destaca además, que si estas denuncias no "vieron la luz" es precisamente por la "maraña" que 'Sheriff Jiménez' había tejido en su entorno gracias a las "amenazas y persecuciones que establecía con todo aquel que no se doblegara".

Prueba de esta extorsión, es el caso de una de las denuncias que informaba del robo de un arma reglamentaria del armero municipal de Coslada al secretario general de la Sección Sindical del sindicato de este municipio, "ese día casualmente no funcionó el sistema de grabación de video vigilancia, ni la identificación de tarjetas", destacan en el comunicado. "El modo personalista y despótico y en muchas ocasiones, como ha quedado ahora en evidencia" bordeando la legalidad, obligó a muchos agentes locales y afiliados del CSI-CSIF y algunos de nuestros Delegados, a pedir el traslado y alguno, incluso, a recibir tratamiento médico", asegura el sindicato.

De hecho, el propio Jiménez dirigió el 8 de noviembre de 2007 un escrito al presidente del Comité de Trabajadores de Coslada, en el que informaba de la participación de cinco de sus subordinados de emprender una campaña de desprestigio contra él mediante la creación de CSI-CSIF. Concretamente destacaba que utilizaban el sindicato "para sus intereses personales y que nada les importaban los derechos de los policías locales y otros trabajadores en general". Por esta causa será juzgado el próximo 9 de julio.

Pero a pesar de estas declaraciones, el alcalde Viveros (PSOE) reiteró hoy no haber tenido cualquier tipo de "indicio" sobre la trama que estaba llevando a cabo Jiménez en el interior del Cuerpo que dirigía, porque si no, de haberlo sabido, "obviamente" habría actuado. "Sólo se produjeron las típicas quejas de infracciones y sanciones", declaró el primer edil de Coslada quien apuntó que nunca habían existido "cuestiones de magnitud como las que ahora se están imputando".

Del mismo modo, señaló que la supuesta red corrupta "viene de años atrás" y recordó que ya en el periodo 2001-2002 se abrió expediente al jefe de la Policía y se llevó a los tribunales, aunque finalmente fue absuelto de todas las acusaciones porque o había pruebas suficientes.

Esta actitud del alcalde no ha sentado nada bien al consejero del Interior de la Comunidad de Madrid, Francisco Granados (PP), quien aseguró estar perplejo de que Viveros culpe a los vecinos de la situación: "debe dar explicaciones de manera más contundente". Granados calificó la operación de "muy grave" porque "no hay nada similar en la historia del municipalismo español", por ello solicitó que se depuren todas las responsabilidades de este asunto.

El Ejecutivo regional ha iniciado una investigación para estudiar lo sucedido, ya que, a pesar de que el propio Gobierno madrileño asegura que todo apunta a que Viveros es el responsable, pero que eso "no quita" que se evalúen etapas anteriores ya que alcaldes anteriores podrían estar implicados. En este sentido el vicepresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, apuntó que el PP sólo ha gobernado durante una legislatura mientras que "durante muchísimos años en el municipio ha habido un Gobierno de izquierdas con un alcalde muy conocido", aludiendo a Juan Granados que gobernó desde 1995 hasta 2003.

Sin embargo la visión de Tomás Gómez, secretario general de los socialistas en Madrid, es diferente, ya que según él las principales actuaciones contra Ginés Jiménez fueron tomadas por Consistorios del PSOE. Por su parte, la vicepresidenta del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, pidió "confianza en las instituciones" ya que la detención de esta trama demuestra que "el Estado de Derecho funciona y que la democracia termina siempre por imponerse".

Hoy se producían dos detenciones más, lo que eleva a 24 el número de arrestados por este caso. De éstos, siete ya han quedado en libertad con cargos ras declarar ayer ante el juez titular de los Juzgados de la localidad madrileña. El resto de los detenidos, entre ellos el cabecilla de la trama, no declararán hasta el domingo ya que se considera que son 'el grueso' de esta red de extorsión.

Un día después de que la 'redada', los arrestos siguen siendo el tema de conversación de los vecinos del municipio madrileño que, sin embargo, no se han sorprendido de la participación del 'Sheriff Jiménez' en una trama de corrupción. "El que conoce a Ginés sabe que no es bueno tener líos con él", destacó el dueño de dos cafeterías de Coslada.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios