Tribus urbanas y violencia juvenil Uno de los líderes de la Nación Latin King desvincula a la organización de la delincuencia

"No somos unos pandilleros"

  • La organización Almigthy Latin King and Queen Nation culpa a los medios de comunicación de la opinión negativa que la sociedad tiene de sus miembros

King Mission, uno de los líderes de la Almighty Latin King and Queen Nation, de Estados Unidos, culpa a la prensa de la mala imagen que tienen los miembros de esta organización. Este líder juvenil está de visita en Barcelona para participar en un evento de la Asociación Cultural de Reyes y Reinas Latinos de Cataluña, heredera de los Latin King y nacida de la legalización del grupo tras la renuncia a cualquier vínculo con la delincuencia. Para King Mission, la mayoría de los miembros de la organización realiza un trabajo positivo y es una minoría la que delinque. "Pero eso es lo que más repercusión tiene en la prensa", considera Mission, de origen puertorriqueño y residente en Arizona (Estados Unidos).

"Ahora mucha gente verá esta entrevista y dirá: ¡Ah, pero si ustedes son unos pandilleros! Pero no es así. Es una minoría. La mayoría de nosotros estamos trabajando, tenemos nuestra familia, y estamos haciendo nuestras cosas positivamente; pero eso no vende, no es noticia, la noticia es el crimen", subraya.

King Mission pertenece al grupo de los cinco consejeros globales de la cúpula de la agrupación en Estados Unidos. Mission explica que mantiene un contacto fluido con la asociación catalana, pero aclara que se trata de una iniciativa independiente de la Nación propiamente dicha. Según Mission, si bien los dirigentes de la asociación, Erika Jaramillo Queen Melody y el vocero King Manaba pertenecen a la organización, su actividad en la entidad está desligada de la Nación.

Sobre los casos delictivos en los que se han visto involucrados miembros de la organización en España, el dirigente comenta que "no tienen que ver con la Nación, sino con la juventud". En su opinión, la cultura latinoamericana es de mucha unión familiar, y es común que los padres emigren de sus países de origen en busca de un futuro mejor para sus hijos. "Pero en otra tierra la lucha es completamente diferente: ya no ven a sus hijos, trabajan 23 horas al día. ¿Sus hijos dónde están? En la calle. ¿Qué buscan? Familia", reflexiona Mission.

El dirigente de los Latin King cree que la desestructuración familiar y la sensación de desarraigo que siente el adolescente en el nuevo entorno son las principales razones para incurrir en actos violentos. Mission, que pertenece a la Nación desde hace unos trece años, ha reconocido como "defecto" de la comunidad latina la tendencia a pelearse entre sí, lo que a su modo de ver explica muchas de las riñas que se generan. El dirigente de esta organización juvenil explica que son consideradas razones para expulsión inmediata los casos de violaciones, robos o crímenes, previa evaluación de las circunstancias.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios