Las mujeres solteras de 35 a 45 años son madre de uno de cada diez niños adoptados

  • China y Rusia son los países que suman la mitad de las adopciones que se realizan por parte de las madres solteras españolas

Uno de cada diez niños adoptados en España en los últimos años vive en el seno de una familia monoparental, formada principalmente por una madre soltera, universitaria, de entre 35 y 45 años y con altos ingresos.

"Madres solas por elección. Análisis de la monoparentalidad emergente. 2004-2007", un estudio del Instituto de la Mujer, investiga sobre la maternidad en solitario en España, tanto la adopción como la inseminación, y detalla el perfil de las mujeres que optan voluntariamente por ser madres solas.

Según este informe, las adopciones internacionales por parte de mujeres sin pareja suponen en torno al 9,4 por ciento de todas las producidas en las comunidades autónomas estudiadas.No obstante, la adopción sólo es uno de los métodos por los cuales las mujeres deciden ser madres solteras, habida cuenta de que uno de cada cuatro hijos nacen fuera del matrimonio.

De hecho, en los últimos 30 años el porcentaje de madres solteras se ha multiplicado por casi 13, al pasar del 2,03 por ciento al 26 por ciento.

En el caso del colectivo de madres solteras de 35 o más años, este incremento llega al 300 por ciento, si bien la cifra incluye tanto a las mujeres que conviven con otra persona sin casarse, como a las solteras y sin pareja.

Por comunidades, las diferencias de adopción por parte de madres solteras son muy significativas y varían desde el cuatro por ciento de Navarra y el cinco por ciento de Murcia, al quince por ciento de Canarias y al trece por ciento de Andalucía.

Respecto a la reproducción asistida, los embarazos concluidos a partir de estas técnicas sitúan a las madres sin pareja que acuden a estas clínicas en un 2,7 por ciento.

La mayor parte de las mujeres que opta por uno de estos dos métodos para ser madre tiene entre 35 y 45 años, una buena parte son solteras -sólo el 11,5 por ciento de ellas están separadas o divorciadas-, y prácticamente todas poseen estudios universitarios.Además, la inmensa mayoría está activa laboralmente, con un trabajo por cuenta ajena y unos ingresos que oscilan entre los 20.000 y los 30.000 euros anuales.

También analiza el estudio el perfil de los menores adoptados y asegura que las madres prefieren que su futuro hijo sea lo más pequeño posible -de no más de cinco años-, aunque hay también un 17,6 por ciento dispuestas a que los niños tengan entre 6 y 10 años.

Habitualmente las madres solteras quieren niñas y algo menos del dos por ciento se decanta por un varón, mientras que al resto le resulta indiferente el sexo del adoptado.

Y en cuanto a los países de procedencia de los niños, un 35,7% son originarios de China y un 23,1% son de Rusia, de manera que estos dos países suman más de la mitad de las adopciones que se producen en España por parte de mujeres solas.

Con una presencia algo menor figuran otros países de la Europa del Este, como Ucrania o Bulgaria; de Extremo Oriente, como India o Nepal, y algunos latinoamericanos, como Perú, Honduras, El Salvador o México.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios