Al menos 145 muertos en India en una estampida durante una celebración religiosa

  • El pánico cundió entre los peregrinos a causa del rumor de que se estaba produciendo un desprendimiento de rocas cerca del templo.

Tragedia en la India, después de que se produjera una estampida durante un festejo religioso. los hechos se produjeron en el templo Nainadevi, situado en una montaña al norte del país. Al parecer, las autoridades esperaban que alrededor de 50.000 personas, peregrinaran este domingo hasta el templo, aunque ese número de fieles se excedió con creces, lo que provocó la caída de unas vallas de seguridad. Según las fuerzas de seguridad, la mayoría de los fallecidos murieron por asfixia.

Entre los, al menos, 145 muertos que se han contabilizado, hay 40 niños y, además, hay medio centenar de peregrinos se encuentran heridos de diversa gravedad. La policía abrió investigaciones para clarar los sucedido, pero, por el momento su portavoz ha señalado que la hipótesis más probable es que la estampida tuvo lugar cuando un sistema de barandillas protectoras en el camino que conduce al edificio se desplomó y los peregrinos, que llevaban ofrendas a los dioses hindúes, salieron corriendo, en medio del pánico.

"Un gran número de gente estaba confinada en una zona pequeña", certificó el comisario adjunto del distrito, C.P. Verma, quien también destacó que las visitas de los peregrinos excedieron el número previsto y, a su juicio, ésto provocó la caída de las barreras y el caos vivido posteriormente. La situación requirió la ayuda de los agentes de policía de Punjab, localidad cercana a Bilsapur, en donde tuvo lugar el accidente. las tareas de socorro, además, se vieron entorpecidas por la lluvia.

En este caso se trata del festival de Shravan Navratras, que comenzó el sábado en la localidad india de Bilsapur, en la que se encuentra el templo. La fiesta se prolonga hasta el próximo 11 de agosto, aunque, tras este suceso, se desconoce si parte de las ceremonias religiosas previstas se cancelarán. No es la primera vez que se vive una situación de este tipo, ya que este año ya han tenido lugar por lo menos tres estampidas fatales durante festivales religiosos en India, pero el número de víctimas en las ocasiones anteriores fue mucho menor.

Así, en julio, seis personas fallecieron en un accidente similar durante la celebración de un festival hindú en el estado de Orissa, al este del país. Sólo cuatro meses antes, otras nueve personas morían y muchas otras resultaban heridas en el centro de India después de que la ruptura de una barandilla en otro templo provocara una estampida de más de 100.000 peregrinos.

Entre las más sangrientas que se recuerdan está la ocurrida al sur de Bombay, en Satara, en donde más de 200 personas perdían la vida como consecuencia de una avalancha, también en un templo religioso.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios