Unos 115 millones de niños están expuestos todavía a trabajos altamente peligrosos

  • El informe anual de la OIT dice que el número de menores trabajadores ha disminuido

Unos 115 millones de niños "todavía están expuestos a trabajos peligrosos, una variable que con frecuencia se utiliza para referirse a las peores formas de trabajo infantil", alertó ayer la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en un informe.

Entre estos trabajos calificados como peligrosos se encuentran "jornadas extremadamente largas" o la exposición a sustancias contaminantes como pesticidas, según especificó en la presentación del informe la directora del programa para la eliminación del trabajo infantil, Constance Thomas. No obstante, la OIT, en su informe que se publica cada cuatro años, destaca que el número de niños trabajadores ha disminuido el 3% entre los años 2004 y 2008, al pasar de 222 millones a 215 millones en ese periodo.

Para el director general de la OIT, Juan Somavia, "el progreso ha sido desparejo, pues no ha sido lo suficientemente rápido ni exhaustivo para alcanzar los objetivos que establecimos".

La organización se ha puesto como meta la eliminación de las peores formas de trabajo infantil en 2016, para lo cual está previsto que se analice unahoja de rutadurante la conferencia mundial sobre trabajo infantil, que se celebra este fin de semana en La Haya, y que organiza el Gobierno de los Países Bajos en colaboración con la OIT.

En este encuentro, se abogará por dar prioridad a los niños en los presupuestos nacionales y en las actividades para el desarrollo, ya que de acuerdo con la OIT "no hay razón ni excusa para sacrificar los compromisos contraídos, en beneficio de las nuevas prioridades establecidas a raíz de la crisis económica mundial".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios