La gran mayoría de los alumnos que repiten curso se atascan en Secundaria

  • Cuatro de cada diez menores llegan al último curso de la educación obligatoria con más de 15 años · El nivel cultural y socioeconómico de los padres es parte fundamental en el rendimiento de los jóvenes

Durante la Educación Primaria se dan las primeras dificultades para los alumnos que se retrasan, sin embargo, es en Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO) donde se estancan y la mayoría de ellos repite. Este es uno de los síntomas que posteriormente puede convertirse en fracaso escolar y abandono prematuro de los estudios.

El presidente de la Asociación Nacional de Catedráticos de Instituto (Ancaba), Felipe de Vicente, explica que una de las causas de las repeticiones es que existen alumnos que al terminar la etapa de Primaria no han asimilado por completo las competencias básicas y, sin embargo, pasan a Secundaria arrastrando un déficit, por lo que "si no hay base, no pueden seguir el ritmo".

Según las estadísticas, cuatro de cada diez alumnos, de los cuáles cinco son varones, llegan al último año de la educación obligatoria (cuarto de ESO) con más de 15 años (edad idónea para ese curso), de lo que se deduce que antes han repetido alguna vez. Entre éstos, el 35% comienza a descolgarse en Primaria y el 65% en Secundaria.

El Consejo Escolar del Estado en su último informe, referido al curso 2007-2008, afirma que estos datos son la base para entender la baja tasa de titulaciones en ESO y el abandono escolar prematuro.

Todos estos asuntos están presentes en las conversaciones con vistas a un pacto social y político por la educación propuesto por el Gobierno, donde también se analizan la rigidez del sistema educativo, la estructura y duración del Bachillerato y la modernización de la FP.

Los 15 años son también la edad de referencia de la evaluación internacional de alumnos PISA. En su última edición, la de 2006, el nivel de comprensión lectora de los españoles bajó de forma considerable, el de Matemáticas también fue inferior pero en menor escala que el caso anterior y el de ciencias apenas varió en comparación con 2003, con resultados inferiores a la media ponderada de la OCDE.

La portavoz de la Asociación de Profesores de Secundaria (APS) de enseñanza pública, Blanca García Olmos, opina que se ha bajado el nivel de exigencia, tanto que los que pueden y les gustaría estudiar "se aburren y se desenganchan".

García Olmos, que ha enseñado Latín, Griego y Cultura Clásica en la ESO durante 14 años, añade que la estructura del sistema no es la correcta. Entre otros motivos porque los alumnos "sólo pueden repetir una vez" en Primaria y pasan a Secundaria "con deficiencias que ya no se pueden corregir". En el caso de la etapa educativa de Secundaria tampoco es posible repetir más de dos cursos.

Sin embargo, el presidente de Ancaba matiza a este respecto que las repeticiones pueden deberse a varias causas: enfermedad o problemas familiares del estudiante o hijos de extranjeros incorporados tardíamente al sistema educativo, aunque también menciona a los "objetores escolares".

En cuanto al papel que juegan los inmigrantes en la escuela, las cifras demuestran que un 10% de los estudiantes no universitarios representan a este colectivo de la sociedad.

Sólo un 33% de los de primera generación (los padres y ellos han nacido en el extranjero) de la escuela pública están escolarizados en el curso que les corresponde por edad, y llegan al 51% o 52% en la privada concertada, según un estudio de los profesores de la Universidad Complutense Daniel Santín y Javier Salinas, publicado por la Fundación Alternativas.

El informe asegura que los inmigrantes repiten más y rinden menos que los españoles en la escuela pública, pero la distancia de resultados entre ambos grupos de alumnos es menor e incluso inversa en el caso de los centros privados.

Según estos datos, el nivel cultural y socioeconómico de los padres y el efecto de los compañeros son fundamentales en el rendimiento del alumnado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios