Un 48% de los incendios registrados en España son no intencionados

  • Chispas de coches, colillas, rayos, quema de rastrojos y accidentes pueden generar incendios como el de Zuera

Un 48% de los incendios registrados en España son no intencionados, aunque sólo en el 4% de los casos no interviene la mano del hombre, según datos facilitados por la portavoz del Programa Bosques de WWF/Adena, Elena Domínguez.

Así, el presidente decano del Colegio de Ingenieros Superiores de Montes, Carlos del Álamo, subrayó que chispas de coches, colillas, rayos, quemas de rastrojos y accidentes pueden generan incendios no intencionados como el que seguía hoy, 6 de agosto, fuera de control en Zuera (Zaragoza) y había arrasado 2.000 hectáreas.

Con el de Zuera, se elevan a tres el número de grandes incendios en lo que va de 2008, frente a uno registrado en el mismo periodo del año anterior, aunque la media de la década en esta época se eleva hasta seis. En total, los datos del Ministerio deMedio Ambiente (a fecha 27 de julio), revelan que hasta el 20 de julio habían ardido 25.637 hectáreas forestales en 7.756 siniestros, de los que 4.654 fueron conatos (menos de una hectárea) y 3.192, incendios.

En relación con el incendio en el término municipal de Zuera, ocasionado ayer por el choque de un vehículo contra un árbol, el portavoz de Ecologistas en Acción, Jesús Guzmán, apuntó que "los vehículos son los principales causantes de incendios dentro de los denominados incendios por accidente, ya sea por las chispas que desprenden, por los accidentes de tráfico o por la tira de colillas".

Además, dentro de los accidentes que provocan siniestros forestales, Guzmán se refirió a la quema de rastrojos o pastos, recomendando, como alternativa, el rastreo de maquinaria y abogó por sustituir estas quemas por la vigilancia directa de los montes.

En la misma línea, el presidente decano de la Asociación y Colegio de Ingenieros de Montes, Carlos Del Álamo Jiménez, apuntó que "un buen sistema de extinción es la prevención".

El decano apostó por el impulso de medidas de prevención directa de incendios en los montes."Un monte limpio es un concepto muy poco forestal, se puede decir incluso, que un monte natural es un monte sucio", comentó. A su juicio, España no cuenta cono recursos ni económicos ni ecológicos para llevar a cabo una limpieza "íntegra" de sus bosques. Por otro lado, reclamó otro tipo de acciones para evitar los incendios provocados.

Por otra parte, el portavoz de Ecologistas en Acción reivindicó "la falta de especialización profesional" y criticó los nuevos programas de la Unidad Militar de Emergencias (UME). "Que el ejército trabaje tres meses en el monte no significa que sea profesional en el ámbito forestal", añadió.

Sin embargo, Del Álamo defendió la actividad realizada por la UME, que calificó de "muy útil", al tiempo que recordó que "el orden, la jerarquía y la disciplina de esta unidad es fundamental porque el tiempo es muy importante en la extinción".

En relación a la legislación actual en defensa contra incendios, Guzmán lamentó que sólo hay una normativa especifica en Andalucía y exigió otras similares en el resto de comunidades autónomas, "en las que sólo existe un control por parte de Protección Civil".

Finalmente, Elena Domínguez, reclamó al Gobierno "un plan de gestión de la superficie forestal española"."Menos del 13 por ciento de la superficie forestal tiene esta gestión tal y como demanda la Ley de Montes", denunció. Por este motivo, para disminuir la vulnerabilidad de los montes españoles a los incendios, WWF/Adenapide a los gobiernos central y autonómicos, que incrementen hasta un 40 por ciento la superficie forestal bajo planes de gestión en vigor para el 2010.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios